25 Jul, 2020 por

María Cabanillas, la joven prodigio del golf

Compartimos la nota que el colega Matias Vega hizo con la deportista de 15 años de nuestra ciudad.Aunque el talento se puede entrenar y mejorar, existe un gen deportivo innato. Se tiene o no se tiene. Sin dudas, María Cabanillas lo lleva en la sangre.

Aunque el talento se puede entrenar y mejorar, existe un gen deportivo innato. Se tiene o no se tiene. Sin dudas, María Cabanillas lo lleva en la sangre.

Hasta las 12 años, la nacida en San Martín de los Andes practicaba tenis, esquí, escalada y golf. A los 13 se decantó por el último y hoy es una de las atletas con mayor proyección nacional e internacional en la disciplina.

La pandemia apareció en su ascendente carrera pero la joven neuquina no se desespera y confía en que el parate sirva para tomar impulso.

“No me favoreció nada todo esto, tenía torneos muy importantes por delante, el Sudamericano en Ecuador y el Junior Open en Escocia, por ejemplo. Trato de mirar el lado positivo y seguir trabajando”, señaló.

Además, tenía boleto para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2022, en Dakar pero fueron postergados para 2026.

“Fue un bajón, era una de las cosas que más quería hacer. Por lo que me avisaron hay algo de esperanza, Dakar lo pasa para 2026 pero lo puede agarrar otra sede, eso me levantó un poquito el ánimo”, afirmó.

La golfista no dejó de entrenarse durante la cuarentena, primero en su casa y, en las últimas, semanas de nuevo en actividad.

“Me armé para entrenar en casa. Al principio fue un descanso pero cuando se extendió me dio impotencia, por no saber cuándo iba a poder volver”, aseguró.

En la cuarentena, Cabanillas entrenó en el patio de su casa.

El lado positivo de este contexto fue la posibilidad de priorizar otro aspecto por fuera de lo técnico. “La cuarentena me ayudó a ponerme a punto en la parte física, hice doble turno todos los días”, comentó Cabanillas.

Por las nevadas, su entrenamiento pasó a ser indoor en las semanas recientes, algo que, de todas maneras, sucede todos los años durante el invierno.

La sanmartinense tuvo un 2019 soñado, con la obtención del título sudamericano en su categoría y una participación especial en el PGA Tour. Fue la primera mujer en ser invitada en la rama masculina y se dio el gusto de hacerlo en el Chapelco Golf & Resort, su lugar predilecto de entrenamiento.

“Lo del PGA fue buenísimo, jugué con los profesionales, estoy super agradecida con la invitación. Tenía el apoyo de todos los socios y en mi cancha, donde juego desde que tengo mi memoria”, señaló.

“El año pasado fue el salto de calidad, nunca hubiese imaginado que se de tan rápido. En el verano de 2018 me hizo el click y sabía que entrenando así podía llegar”, añadió.

La joven golfista destacó el apoyo incondicional de su familia y de todo la ciudad.

“Acá estamos lejos de todo, tuve que viajar un montón con mi papá en auto para competir. Él y toda mi familia me apoyaron mucho, eso lo valoro. Igual que el club, que me dio todo. También siento el cariño de todo San Martín”, expresó.

Con un presente exitoso y un futuro enorme, María Cabanillas espera el momento en que toque volver a competir. El tiempo perdido no la detiene. Con solo 15 años va por más.