29 Jul, 2020 por

Marisa directora del Rosario Vera Peñaloza: «Entrar a este espacio que es mi vida y escuchar tanto silencio no es fácil»

Durante la mañana del martes, docentes y padres, del jardín Rosario Vera Peñaloza se encontraron con el intendente Carlos Saloniti, para hablar de situación que está atravesando la institución.

Lacar Digital se comunicó con Marisa Nieto, directora del jardín quien contó: «La reunión se desarrolló en el marco del diálogo y el respeto, donde cada uno pudo expresar desde su lugar la situación que estamos atravesando en la Institución», por su parte el intendete «se comprometió a tratar de colaborar para ayudarnos».

Una de las mayores preocupaciones que tienen es que «el Jardín no ha recibido ninguna ayuda de Nación, a través de los ATP», sumado a que muchas familias se vieron afectadas por la crisis económica y que en consecuencia no pudieron pagar más la cuota. «Entendemos que hay muchas familias pasándolo mal y que sin Jardín tuvieron que recurrir a otro tipo de ayuda y es imposible que puedan pagar las dos cosas», explicó Marisa.

«El Sr. Intendente se comprometió a brindarnos respuestas en principio respecto al por qué el Jardín no ha recibido ninguna ayuda de Nación, a través de los ATP» y además, contó que hablaron sobre «la posibilidad de una posible pronta apertura del Jardín maternal, en horarios y grupos reducidos, o modalidad talleres».

Y agregó, «hay muchos padres que están llevando a los chicos a sus trabajos porque no les queda otra y eso es más riesgoso a que vengan a la institución donde estamos capacitados para recibirlos».

Pero esa «luz de esperanza» se apagó cerca de las 15 horas cuando a través de Zoom tuvieron una reunión con Flavia Bustos, secretaria de Educación, y Sandra Tous, Directora Provincial del Distrito Escolar IX que expresaron que «lo último que va a volver es el nivel incial», contó Marisa y agregó «que todavía es impensada la vuelta».

Según expresó la directora del Vera, las autoridades les explicaron «que no se puede pensar en un aporte del Estado, que si bien tenemos el derecho, lo vamos a poder reflotar cuando todo esto pase».

Está situación genera que el panorama económico del Jardín sea incierto, en relación a esto Marisa aseguró «Nosotros no  hemos dejado a ningún niño afuera. Las familias que no han podido pagar, que son la mayoría, todas siguen recibiendo las planificaciones, el apoyo, las docentes llaman para los cumpleaños, les mandan actividades, hacemos zoom tres veces por semana».

«Acá somos todos igual. Si la educación es un derecho y lo vas a estar pregonando y después le vas a cortar la posibilidad porque no puede pagar no es lógico» indicó y concluyó: «Entrar a este espacio que es mi vida y que lo ha sido por tantos años, y escuchar tanto silencio no es fácil»