1 Mar, 2021 por

MPN y oposición abren el juego político de un 2021 intenso

El partido provincial refresca su receta de lanzar candidaturas tempraneras para ganar territorio. El Frente de Todos define nombres para revalidar los títulos de la última elección.  Por Alejandro López

Así lo indican algunos muestreos encargados, que nadie hace público, desde distintos equipos de estrategia y marketing que abrevan en las fuerzas políticas nacionales y el partido provincial.

Si bien aún hay mucho camino por transitar, las mediciones -de adhesión a partidos o coaliciones- hoy beneficiarían al MPN con un 27%, en segundo lugar estaría el Frente de Todos con un 23% y Juntos por el Cambio ocuparía el tercer lugar con un 13%.
Quienes analizan el escenario, despojados de todo tinte político y comercial, indican que la foto de hoy cambiaría ostensiblemente con la definición de la fecha de las PASO, si las hay, y los candidatos de cada espacio confirmados.Las mediciones también dan al Presidente Alberto Fernández, una supremacía por sobre el resto de los políticos nacionales entre los votantes neuquinos.

El dato no es menor y según los analistas, el apoyo de Fernández al candidato peronista local empujará al Frente de Todos hacia arriba postergando las ansias exitistas del aparato emepenista.

-> Billetera mata galán

La tercera fuerza en disputa, Juntos por el Cambio, en Neuquén ha tenido que tercerizar sus pretensiones de victoria.

Hace unas semanas atrás, el referente del MPN, ahora líder de la Democracia Cristiana, Jorge Sosbich, viajó a Buenos Aires a reunirse con el jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Los “viejos conocidos” avanzaron en un acuerdo político que tomará estado público en las próximas semanas.

El ex gobernador de la provincia iría como candidato a Diputado Nacional por la coalición que conformarán los partidos que integrarán en Neuquén, Juntos por el Cambio y la Democracia Cristiana.

Al principio, hubo resistencia de algunos “popes” devaluados del PRO local pero la orden bajada desde Buenos Aires no admitió dudas.

“Sobisch es el candidato a Diputado Nacional de Mauricio-Macri -y Horacio-Larreta-, pónganse a disposición”, indicó uno de los interlocutores que el jefe porteño dejó asignado antes de comenzar sus vacaciones en Buzios, Brasil.

Entre los “macristas” locales explican las razones de la opción Sobisch. Dicen que los referentes nacionales anticiparon que no enviaran dinero para la próxima campaña local y que en el ex gobernador neuquino vieron a un posible candidato con un piso de votos que, en la proyección, garantizaría retener la banca que hasta diciembre estará ocupada por el pastor David Schlereth. Según lo dicho, el “bigote” tendría billetera y votos.

El acuerdo con la Democracia Cristiana contempla que Schlereth encabece la nómina de candidatos a concejales de la ciudad, en los comicios de medio término que se prevé serán durante el mes de setiembre de este año.

Según los trascendidos que llegan desde Buenos Aires, el acuerdo sellado repetiría los mismos nombres para el calendario electoral del 2023. Sobisch iría por la gobernación y Schlereth sería el candidato a Intendente.

-> Claudio, con todos

En el MPN la cosa se va dilucidando según pasan los días. Claudio Domínguez, ex diputado provincial y actual integrante del Consejo de la Magistratura, confirmó ante 200 referentes azules de Neuquén capital, sus pretensiones de ser candidato a Diputado Nacional. Fue durante una reunión de trabajo de campaña realizada a mitad de semana. Del convite participaron coordinadores y referentes de todos los circuitos electorales de Neuquén capital.

El joven dirigente tiene una aceitada relación con el ex gobernador y referente de la Lista Azul, Jorge Sapag; es hombre de consulta del gobernador Omar Gutiérrez; y se lo reconoce como “compadre político” del intendente capitalino, Mariano Gaido.

En principio tendría respaldo suficiente como para intentar llegar al Congreso de la Nación. Todo está supeditado a la estrategia que se den Gutiérrez y Sapag.

Allegados al mandatario provincial hicieron saber del malestar que ocasionó la temprana campaña iniciada por Domínguez.

Los azules explicaron que es una cuestión de territorialidad y que “el partido tiene que comenzar a moverse porque son demasiados meses sin hacer nada”.

La suerte de la candidatura de Domínguez está ligada al nombre que Gutiérrez tiene “in pectore” para ocupar el primer lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales.

Quienes lo frecuentan tejen varias posibilidades, entre las que se cuentan: la ministra de Trabajo, Seguridad y Gobierno, Vanina Merlo; la de Juventud Sofia Sanucci y la de Educación, Cristina Storioni. Algunos allegados no descartan que en la tría también se cuente a la ex vicegobernadora Ana Pechen. De las cuatro, al menos dos no pasarían por el tamiz del paladar de los caciques del interior de la provincia.

Por lo pronto los azules, que impulsan a Domínguez, el lunes movilizarán adherentes a la Legislatura provincial. Irán en apoyo del gobernador Omar Gutiérrez pero con pancartas promocionando la postulación al Congreso Nacional, del actual integrante del Consejo de la Magistratura.

-> El peronismo y los Rioseco

En el Frente de Todos la situación parecería estar saldada en favor de La Cámpora.

Los jóvenes neuquinos impulsan como candidata a Diputada Nacional a la actual legisladora provincial Ayelen Gutiérrez.

La postulación tiene un solo inconveniente. La elegida, hasta el momento no aceptó el convite y algunos estiman que declinaría el ofrecimiento.

De confirmarse la versión, otras mujeres peronistas serían las que subirían sus acciones.

Una es la también diputada provincial Lorena Parrilli y la otra opción que se menciona es la de la delegada del ministerio de Desarrollo Social de Nación, en Neuquén, Lorena Baradini.

Mientras tanto el vicegobernador, Marcos Koopman, se abre paso mostrando sus ganas de convertirse en candidato a gobernador por el MPN en las próximas elecciones del 2023.

Lo mismo sucede con el hermano del gobernador, Pablo Gutiérrez Colantuono, aunque últimamente ha perdido terreno o ha sido eclipsado por la irrupción de Koopman.

Otros que se mueven desde la oposición son el actual secretario de Energía, Darío Martínez, y la familia Rioseco. Los integrantes de la dinastía que gobierna Cutral Co son mencionados como aspirantes a legisladores nacionales, cualquiera de sus versiones: Ramón, José o Teresa, y como compañeros de fórmula de Martínez en su intento de ir por la gobernación en el 2023.

Demasiados nombres para ocupar tan pocos casilleros. Las postulaciones están a la orden del día y las reuniones cada vez son más numerosas. Muchos de los mencionados son conscientes que sin 2021 no habrá 2023. Quizás allí radiquen los motivos del por qué la agenda política comienza a tomar relevancia en medio de la Pandemia y sin fecha precisa de los comicios.