22 Jul, 2020 por

Nano el «Chino» Cataldi: «Será un gran desafío»

Conocido como «Nano» Cataldi, nuestro vecino y amigo fue elegido por China para dirigir la selección de Snowboard, el desafío será nada mas y nada menos que el Mundial y los Juegos Olímpicos de Invierno.

«Me llegó un mail con la propuesta» dice Nano, «es un gran desafío. Desde el país donde se inició esta pandemia requerían de la experiencia y la claidad de Cataldi para entrenar a la selección de China para el mundial de Snowboard. «Investigué lo que pasaba allá, hablamos sobre objetivos y acepté la propuesta» dijo Nano a Lacar Digital.

El actual entrenador del Team Chapelco de Snowboard manifestó que nunca estuvo en China, es un gran desafío para mi, son objetivos claros y era una propuesta que tenía mucho sentido». En las próximas semanas Nano Cataldi partirá para China «allá lo peor ya pasó» dijo, deberá tomar los recaudos necesarios y las medidas de seguridad que pide el gobierno.

Desde China, quien coordina los deportes de invierno contactó a Nano para consultar su situación laboral para esta temporada. Desde el país asiático tardaron solo un par de días en formalizar la propuesta, «hablamos algunas veces para que me desarrollen bien cuáles eran los objetivos y cerramos» dijo.

 

China busca mejorar sus niveles de deportes de nieve para poder clasificar a las próximas dos principales competencia donde será sede: el Mundial de Snowboard 2021 en Zhangjiakou y los Juegos Olímpicos de Invierno Pekín 2022. La tarea del neuquino será entrenar a los jóvenes asiáticos en la modalidad snowboard cross. “Uno acompaña, pero todo siempre depende del deportista. Si lo tengo que poner en números, el 90% es del competidor y el resto del técnico que acompaña”, describió Nano a otros medios regionales.

Si bien aún no tiene fecha de partida, cree que “deberá comenzar a trabajar lo antes posible para intentar sacar algo de ventaja con los entrenamientos”. “Ya está en gestión el visado y todo para ir, y la idea es comenzar a entrenar en una pista indor que está en Beijing hasta que pase todo esto del coronavirus, para luego poder ir a la montaña”, detalló.

La modalidad de practicar en un lugar cerrado y con nieve segura hace que “se puedan planificar bien los entrenamientos”, ya que todos los días se puede trabajar. Eso es algo “muy positivo”, según lo que Nano observó.

Sin miedo a lo que podría suceder, y con la confianza y seguridad que tomará todos los recaudos, Nano es consciente de que una de las claves para que su trabajo sea exitoso es la necesidad de un traductor: “No sé chino mandarín así que alguien me deberá hacer de puente con los chicos. Yo hablaré inglés y él se lo traducirá”, y aclaró: “Aunque no lo tomo como un problema, ya me tocaron algunas experiencias similares”.

Con los objetivos de este nuevo proyecto, Nano sabe que el resultado no es lo único que él va a buscar, sino más bien “la idea es transmitir la pasión y disfrute de este deporte”. “Quiero que vayan a entrenar, sientan la libertad y disfruten lo que hacen, porque eso realmente levantará el nivel”, admitió.

¿Cómo será China?

Sin haber pisado nunca el gigante asiático, Nano está seguro de que lo que más le «sorprenderá será la gente”. “Más allá de que las costumbres son distintas, las formas de vivir y la comida, estoy convencido de que lo que más me sorprenderá es la cantidad de personas”, advirtió y aseguró que “varias ciudades en cantidad de habitantes tienen media argentina”.

“Yo estoy acostumbrado a andar en mi San Martin de los Andes, en donde no se acostumbra ver gente agolpada y caminar por allá será un tanto más complicado o por lo menos diferente”, cuenta entre la realidad que imagina y la de su ciudad natal.

De acá en adelante, y más allá de los objetivos personales planteados, Nano espera que esta «puerta» que se le abrió con China “sea un puente”, ya que “en Neuquén hay muy buenos entrenadores y deportistas que podrían seguir levantando el nivel a donde vayan”. “Esto se vio claramente en la calidad de los jóvenes que salieron de acá y que ahora están compitiendo fuera y, sin ir más lejos, la posibilidad real que me surge por el buen trabajo que hicimos todos en el Team Chapelco en las giras por Europa”, puntualizó.

Entre las ilusiones, los nuevos desafíos y los cuidados ante el coronavirus, Nano Cataldi ya tiene todo listo y cerrado para partir a China «para trabajar para el snowboard».