17 Ago, 2020 por

Organizaciones sociales y políticas reclamaron frente a la municipalidad

Fue durante la mañana del viernes como consecuencia de los hechos de violencia policial conocidos en las últimas semanas.

Luego de que los medios de comunicación locales, sacaran a la luz, denuncias de diferentes personas que habían sido golpeadas y maltratadas por personal policial, agrupaciones sociales y políticas decidieron reclamar frente a la municipalidad.

«El gobierno municipal y el provincial encubren a las fuerzas de seguridad, que se sienten impunes. Entre los violentos de los últimos casos se encuentra el mismo efectivo que golpeó, estando de civil, a Nadia y sus hijos durante el ataque de una patota clerical-policial», aseguraron.

Además, manifestaron que «no son casos aislados sino que están enmarcados en la política represiva a nivel nacional que desencadena la desaparición forzada y el gatillo fácil».

En este sentido, expresaron que «la policía de Neuquén no tiene nada que envidiarle a la maldita Bonaerense, comprometida en la desaparición de Facundo Castro, apañada por el ministro Sergio Berni».

En la jornada de reclamo estuvo presente Franco González, quien había contado a los medios, que el pasado 1º de agosto junto a su primo, fue brutalmente golpeado por la policía y terminó internado en el hospital local. Según había denunciado, otras cinco personas, fueron golpeadas esa misma noche.

Cuando quiso hacer la denuncia le respondieron: “Acá no te vamos a recibir la denuncia contra un poli”. Finalmente el joven pudo hacerla pero aseguró que sigue siendo hostigado por la policía.

«En el marco de la actividad, logramos interceptar a la directora de Derechos Humanos, Emilia Otharán, a quien le solicitamos una reunión inmediata debido a la gravedad de los hechos», relataron desde las organizaciones.

Luego de la reunión, los allí presentes firmaron un acta en la que Otharán deja asentado que dentro de las acciones realizadas desde su lugar como funcionaria ha presentado una “solicitud ante la ministra de seguridad para que intervenga en los casos de violencia institucional de los últimos tiempos en la comunidad”.

Finalmente el acta fue firmada por todos los concejales, el director de seguridad y el intendente.