12 Oct, 2020 por

Paola Ulloa, enfermera local: «La estamos re batallando, cuídennos necesitamos hisoparnos»

El avance de la pandemia y el incremento de casos en todo el país se comienza a notar en nuestra región y con el surgen realidades crudas. Hablamos con Paola, enfermera de Materno Infancia que hoy se suma al equipo que queda en el Hospital para batallar contra el COVID19 luego de las bajas que hay por casos positivos dentro del sistema de salud. «Queremos que nos permitan hisoparnos para seguir brindando cuidados precisos y de calidad».

Los casos que se dieron en el Hospital local marcaron la necesidad de reorganizar el equipo de trabajo, los espacios y los protocolos ante nuevos nexos. Desde el interior del Hospital se envió una comunicación ayer por la tarde a los medios para contar las necesidades que padecen aquellos que batallan en la primera fila contra la cruda enfermedad que es el COVID19.

Según indica Ulloa a Lacar Digital «hoy mi compañera sola estaba enfrentando a cuatro aislados y a un paciente intubado porque un compañero comenzó con síntomas, solo una jefa del equipo nos ayudó a cubrirlo. Necesitamos que nos hisopen a toda la planta baja para poder brindar mejor calidad de atención y cuidados mas precisos».

«Salí angustiada porque mi compañero estaba mal, no quería dejar de cuidar al equipo. Necesitamos una mano, insumos, nadie ofreció nada, no se, el hotel del ISSN una habitación para que descansen o para esperar el resultado de un hisopado del personal para no poner en riesgo a la familia. Necesitamos que nos organicen» dice Paola.

«Tenemos mas casos y compañeros aislados, no damos a basto con los que estamos y pedimos que nos den nuestros elementos básicos, un ambo, un toallón» agrega. «Yo ejercí esto por vocación, yo quiero estar dando pelea pero necesitamos hacerlo tranquilas» dijo.

«Lo que queremos es que reflexionen sobre lo que venimos pasando, cedimos nuestra sala de descanso para acondicionarla como unidad para pacientes. Nos alojan en un cuarto que anteriormente era de los médicos. Es una habitación con una sala de estar de 2 x 2, lo cual no nos permite cumplir con el distanciamiento adecuado y solicitado. Después de muchas notas a la jefatura de enfermería, hacia la dirección, patrocinados por un abogado, interviniendo el gremio logramos que nos adecuen un espacio digno para poder estar» expresa a este diario la enfermera Ulloa.

«No obstante nos llega el momento que tenemos que asistir pacientes con COVID, sospechosos y con COVID positivo, y surge la necesidad de separar el servicio de Materno Infancia del resto de los servicios. Sabemos que la estructura edilicia no da, por lo tanto no hay un espacio para nosotras para poder separarnos del otro servicio. Hemos estado de acá para allá, moviendo cosas, volviéndolas a su lugar. Es un destrato y una despersonalización total hacia nosotras. Eso es lo que sentimos. No solo eso, además de no contar con lineamientos claros y precisos sobre las acciones ante casos sospechosos o positivos. No hay articulación en la información, no hay lineamientos claros para bajar a cada servicio. Es estresante para vivirlo día a día» indica a Lacar Digital la enfermera Paola Ulloa.

«Sumado a eso hay personas dentro de nuestro hospital que asumen cargos y le dan la potestad de poder elegir qué hacer con ciertos recursos, nos niegan la ropa, los ambo, los toallones, es por eso que nosotros sabemos que esto cambia día a día, minuto a minuto, así y todo  estamos articulando práctica y experiencia, dando atención, poniendo el cuerpo, arriesgándonos ante condiciones que muchas veces son inadecuadas, creo que la empatía dejó de ser el pilar fundamental» agrega Paola.

«Mas allá de este relato, me ha tocado trabajar estos días, cubriendo quizá compañeras o compañeros que hoy no pueden estar al pie del cañón y esto que les cuento de maternidad y de los compañeros de clínica, a veces uno entiende que de la parte epidemiológica hay que separar y es mas que entendible, pero cuando ves que tus compañero/as están batallando algo a dos manos, no podes no calzarte lo guantes e ir a batallarlo» agrega.

Elementos de trabajo

«Sin ir mas lejos desde ayer nos toca vivir de esa manera, no podemos dejar de colaborar con los compañeros a pesar de que estamos en otro servicio. Y sabes lo que es ponerte un camisolín termo repelente que te hace traspirar, barbijo N95, arriba otro barbijo, antiparra, escafandra, gorro, botas, dos pares de guantes. Atender al paciente, controlarlo, medicarlo, higienizarlo, rotarlo, cambiarle sábana, darle de comer… salís marcado, traspirado, salís y el paciente te demanda, tenes que volver a cambiarte y volver a entrar. La estamos re batallando entonces, si hay recurso que nos den el recurso, dejen de negar el recurso, necesitamos el ambo que tanto nos niegan, necesitamos el toallon para poder bañarnos y llegar a nuestras casas, si está el recurso  por qué no nos lo dan? Somos nosotros que estamos batallando las 24hs a la demanda de los pacientes, qué es lo que está pasando? puede ser vos, tu familia, por qué actuar de esta manera, somos el servicio esencial, cuídennos» finalizó Paola para Lacar Digital.