28 Ago, 2020 por

Plottier: «Los hallazgos son compatibles» con la ingesta de Dióxido de Cloro

La autopista confirmó que la muerte del nene de 5 años fue consecuencia del consumo Dióxido de Cloro.

El hecho, que conmocionó al país entero, ocurrió el pasado 15 de agosto en la localidad neuquina de Plottier.

La fiscalía de Homicidios que investiga la muerte del niño, recibió el informe de la junta médica que realizó estudios complementarios a la autopsia para indagar sobre la causa del fallecimiento. Allí se constató que el resultado coincidía con el de consumo de Dióxido de Cloro.

La fiscal del caso Sandra Ruido, pidió a la junta médica que analice los resultados de la autopsia y estudios bioquímicos.

El análisis respondió tres aspectos que consultó la representante del Ministerio Público Fiscal: 1) Causa del fallo multiorgánico revelado por la autopsia; 2) En caso de haber sido originado por una intoxicación, cuál fue la sustancia que lo produjo; 3) Si esa sustancia es compatible con dióxido de cloro.

Sobre el primer punto, la junta médica sostuvo que “una etiología tóxica sería compatible con el cuadro descripto”; respecto al segundo, “puede inferirse la ingesta de una sustancia química cáustica”; y sobre el tercero que “los hallazgos descriptos son compatibles con la ingesta de dicho producto”, en referencia al dióxido de cloro.

Todavía, la fiscal, está analizando el resultado del informe para saber si realizará imputaciones y eventualmente por qué delito y a quién o quiénes comprenderá.

Por su parte, la junta médica fue convocada para establecer con mayor precisión si el niño falleció de acuerdo a una de las hipótesis de la investigación que se basaba en la ingesta de dióxido de cloro, producto que le fue suministrado por el padre y la madre.

Los propios padres del pequeño le habían contado del consumo al médico que lo atendió en la madrugada del 15 de agosto.

Es por eso que el principio de esta hipótesis se basa en la información que aportó el profesional del hospital de Plottier, quien atendió al niño luego de que fuera trasladado por sus familiares directos.

El profesional afirmó que los familiares dijeron que le habían dado en forma previa y a  modo preventivo por el COVID-19, dióxido de cloro.

La junta médica estuvo integrada por médicos y médicas del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial y del sistema de Salud pública de la provincia de Neuquén.

En el informe, los profesionales indicaron que “faltan realizarse estudios anatomopatológicos y toxicológicos”.

La autopsia reveló que el niño  falleció como consecuencia de un fallo multiorgánico. Para determinar qué lo provocó, desde el Ministerio Público Fiscal se encargaron estudios complementarios, que fueron evaluados por la junta médica.

El caso ha sido investigado hasta el momento como muerte dudosa. Entre las medidas ordenadas por la fiscal del caso, figuraron el allanamiento de una vivienda en la localidad Plottier, en la cual el niño vivía con su familia; pedidos de informes médicos; y entrevistas a profesionales de la salud, familiares del niño y efectivos de la Policía de Neuquén.

Por el momento, no hay personas detenidas ni imputadas en el contexto de la investigación.