6 Ene, 2021 por

Prisión domiciliaria para imputado por tentativa de homicidio

El 24 de diciembre pasado, en una audiencia de formulación de cargos, el hombre fue acusado por el delito de daño, homicidio en grado de tentativa y desobediencia a una orden judicial, todos ellos en concurso real (artículos 183, 79 y 42, 239 y 55 del Código Penal) en calidad de autor (artículo 45 del Código Penal).

 

Durante una audiencia realizada ayer mediante videoconferencia, la asistente letrada Elizabeth Pellicer solicitó que se prolongue la prisión domiciliaria por 30 días para un hombre quien fue acusado por homicidio en grado de tentativa y desobedeció una orden judicial en la ciudad de Junín de los Andes.

En ese momento, al imputado se le impuso como medida de coerción la prisión domiciliaria hasta el 05 de enero. Ante el inminente vencimiento de la medida cautelar, la representante de la fiscalía solicitó extender la prisión domiciliaria por un nuevo plazo, esta vez por 30 días. El requerimiento estuvo fundado en el riesgo que corre la integridad de las víctimas ante la posible libertad del imputado, en la gravedad del hecho que se le atribuye y en la pena en expectativa, es decir, la eventual condena de prisión efectiva que debería cumplir en caso de ser hallado responsable.

La teoría que investiga el Ministerio Público Fiscal es que el hecho ocurrió el 22 de Noviembre de 2020, aproximadamente a las 21 horas en la localidad vecino. En aquel momento, el imputado persiguió en su auto a otro vehículo en el que circulaba la víctima, un hombre que es la nueva pareja de su ex pareja. Cuando éste se detuvo en la puerta de la Comisaría 25 de Junín de los Andes, el imputado lo embistió, se bajó de su vehículo, rompió la ventanilla del auto y le asestó ocho puñaladas. Al ver la agresión, un agente de la policía logró reducir al imputado.

Con dicho accionar el imputado desobedeció una orden judicial dispuesta con anterioridad por una jueza de familia, en la que se le prohibía acercarse a menos de 300 metros de su ex pareja. Tampoco podía realizar actos de perturbación, intimidación o violencia, directa o indirectamente respecto del grupo familiar de su ex pareja y la pareja de la misma.

El juez de garantías a cargo de la audiencia prorrogó la prisión domiciliaria por 30 días y autorizó que el imputado continúe con el tratamiento psicológico que se encuentra realizando en el hospital de Junín de los Andes.