22 Jul, 2020 por

Rescataron patos que eran blanco de una inusual violencia

Ayer por la noche coordinados por el grupo Por Amor a las Aves, en conjunto con buzos de Bomberos Voluntarios, la Dirección Provincial de Fauna, el equipo de Kayacs de la escuela de Flavio Fantini, Adrián Sandoval de Fundación Bosque Andino, entre otras instituciones se realizó el rescate de patos de collar que habían quedado en un sector del arroyo Pocahullo poco usual para su especie. Además recibían constante acoso de personas con gomeras, aire comprimido y otros ataques que hasta se habían cobrado la vida de varias aves más.

Hablamos con María Cecilia Muros del grupo Por Amor a las Aves de nuestra ciudad quien nos contó que llevaban trabajando en este tema varios meses hasta lograr coordinar todo para sacarlos de ahí y poder trasladarlos a Parque Diana en resguardo de muchísima violencia por parte de los transeúntes.

«Hace diez meses están en el arroyo Pocahullo, han llegado a la zona y no sabemos bien cómo, pero durante 10 meses fueron víctimas de piedrazos y demás, hubo uno de ellos que quedó con secuelas. Una vecina que vive en frente nos ayudó, se comprometió muchísimo para cuidarlos. Me consultó como podía hacer para sacarlos de ahí por lo que yo también comencé a consultar y organizamos esto que se pudo realizar anoche con total éxito» dijo a Lacar Digital.

Me contacté con un muchacho que hace Trecking y con los chicos del Kayak, así logramos en conjunto con Fauna y mucha gente maás rescatarlos. Lo hicimos de noche para poder trabajar tranquilos. Bomberos también nos ayudó para realizar la maniobra por cualquier cosa. Fue un trabajo interinstitucional » agregó.

«Fuimos rescatándolos de a uno con elementos de la Dirección de Fauna, los chicos de kayac hicieron un cerrojo para ir sacándolos con los Buzos de Bomberos, asi los fuimos llevando uno a uno hasta guardar a todos los patos. Son Patos de Collar, son una familia que ahora en un rato mas los van a llevar para Parque Diana, su nuevo hogar. Los desparacitamos así que estamos felices de lo que logramos» dice María Cecila a este diario.

Agradecimientos:

«Quiero agradecer a Barbara Bartolomé, mi veterinaria que hace ocho años me asesora para rescate y rehabilitación de aves, agradezco a mi esposo que es aeronáutico y estuvimos todo el tiempo viendo el tema clima, a Adrian Sandoval de Fundación Bosque Andino que hizo los nexos y a todos los que se comprometieron con este rescate» aseguró.

«Gracias a la vecina Evangelina que los cuido y pudo mantenerlos con vida, avisarme y así poder lograr el objetivo. Mil gracias a Flavio Fantini y los chicos de la escuelita de Kayak que nos ayudaron a hacer un cerrojo para atraparlos, a Bomberos por su participación en el agua con buzos unos genios totales, a Fauna de San Martin, Raul y Luis que nos ayudaron un montón con las redes y los caniles para traerlos. Mil gracias a la madre naturaleza por darnos una noche fabulosa sin lluvias. Equipo maravilloso que se unió para el rescate. Eternamente agradecida a todos que Dios los bendiga.En nombre de nuestra Organización Por Amor a las Aves Mil gracias» finalizó Muros a Lacar Digital

La Bandurria Austral

Es muy común poder ver aves en cualquier sector de la ciudad, pero llama la atención de todos la presencia de la Bandurria Austral, imponente camina por las veredas de la ciudad y los patios con una tranquilidad  y una paz absoluta. «Se ha socializado como los teros y chimangos, lamentablemente hemos recibido muchas aves atacadas por perros, gatos, atropelladas, o por piedrazos.  Aunque no lo crean tuve una bandurria pintada con esmalte sintético, tardamos casi un año para rehabilitarla. Tuvimos que cortarle todas las plumas para que renueve su plumaje. Actualmente tengo un aguilucho común, quebrado y un montón de aves lastimadas. Hay mucha gente muy mala. Esta totalmente prohibido tener fauna silvestre en cautiverio. Obviamente cualquier persona que daña a la fauna debe ser denunciada, es un delito grave» asegura Maria Cecilia Muros.

Además nos cuenta que el trabajo es arduo por parte del grupo de trabajo ya que «todo esto lo hacemos a pulmón aunque en Balanceados Patagonia abrimos una cuenta para que puedan ayudarnos con alimentos, vacunas y demás. Amamos lo que hacemos pero a veces terminamos muy cansados porque todo el tiempo estamos cuidándolos» finaliza Cecilia.

Por último nos cuenta «queremos tener un centro de rehabilitación y rescate en Junin de los Andes donde ya tenemos un terreno pero nos faltan aportes para armar el recinto, áreas de quirófano, rehabilitación, pre liberación y el área para aves discapacitadas que van quedando en el lugar, estas últimas pueden ser parte de un área educativa y de recreación para explicar la importancia que tienen en el hábitat o para trabajar la concientización. Ese terreno ya está, la señora Bárbara Bartolomé cedió un sector de su lote para crear este área» dijo.