10 Oct, 2020 por

Roca: «El año para el turismo en la ciudad fue un desastre»

Agustín Roca. Presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de San Martín. Alertó sobre la quiebra y el cierre de muchos complejos.

El turismo, uno de los sectores más golpeados por la pandemia y las medidas de aislamiento social, está al límite. Perdida la temporada de la nieve, en San Martín de los Andes esperan ansiosos que se autoricen los vuelos de cabotaje, tal como anunció el ministro de Transporte, Mario Meoni, que estimó como fechas posibles de reinicio el 12 o 15 de este mes.

Agustín Roca, presidente de la Asociación Hotelera Gastronómica de San Martín de los Andes, se mostró cauto respecto de una apertura pero a la vez preocupado por el presente de la actividad en una entrevista con el diario impreso La Mañana Neuquén.

“Neuquén hace todo el esfuerzo posible para que Vaca Muerta funcione y se empiece a perforar, pero no vemos lo mismo con el turismo”

—¿Cómo describiría el presente del turismo local y en la provincia en general?

Estamos en una situación terrible. El año ha sido un desastre.

—¿Cuál es la perspectiva de cara al verano?

La ilusión siempre la tendremos, pero con eso ya nos llevamos el chasco de la temporada de invierno, pese a haber trabajado en acondicionamientos y protocolos. Estamos esperando que no nos pase lo mismo en el verano. La perspectiva de apertura a partir del 1° de noviembre, según el Ministerio de Turismo de Neuquén, la estamos tomando con pinzas porque hay que ver si es posible o no. A nivel económico, la hotelería sin ingresos durante siete meses está llevando a la quiebra y a cierres parciales o totales de los complejos. Esto se da porque no están confiando en tener una temporada de verano.

—¿Cuántos cierres se produjeron?

En hotelería, parcialmente 10 complejos, y en cuanto a cierres totales ya tenemos cuatro. El escenario es cada vez más negro porque hay muchos lugares que apuntaron a abrir en julio/agosto y no se pudo. Hubo un gasto económico altísimo para mantener al personal y la estructura.

Estamos hablando de casi 3000 puestos de trabajo que, para una localidad con alrededor de 40.000 habitantes, es un número muy importante.

—¿Creen que se reactivará la actividad aerocomercial?

Cada postergación es un shock, es como cuando estás ilusionado con un tratamiento y después no resulta. Esperemos que el 15 de octubre se reabran, no entendemos por qué somos el único país sin circulación aérea. Cada vuelo implica transporte terrestre de taxis, remises, comercios. El tema de los vuelos nos complica bastante. Más aún en un país tan grande como Argentina y en localidades tan alejadas de los centros urbanos como la nuestra.

—¿El turismo por microrregiones está funcionando?

Fue una buena idea para empezar a trabajar en protocolos y comenzar a hacer aperturas, pero se fue desdibujando por las actitudes de los intendentes de las ciudades vecinas. El cierre de Villa La Angostura, por ejemplo, hizo que no pudiéramos seguir avanzando en ese tema.

—¿Cómo imagina la vuelta de la actividad?

Ahora no imaginamos nada. La hotelería está lista para reabrir desde marzo, veremos qué pasa. Nosotros necesitamos circulación de gente en la provincia y después a nivel nacional. San Martín de los Andes, en una temporada alta, recibe 8000 turistas. La carga no es tanta, no entendemos por qué no podemos abrir con protocolos.

—¿Sirvieron las medidas, como el ATP o la ley de emergencia?

La ley de emergencia -que todavía no está promulgada- salió hace 20 días y la pedimos en abril. Los ATP ayudaron a mantener al personal, pero ha sido tramposo porque llevamos siete meses pagando aportes sociales y sindicales.

Es una carga terrible teniendo en cuenta que hace siete meses que no facturamos nada, y si recién en la mira está el verano, serán tres meses más. Necesitamos más ayuda, por lo menos que nos permitan cerrar nuestros negocios de una manera que no sea tan dolorosa. Nos obligaron a tenerlos abiertos y eso nos ha llevado a la quiebra.

Hemos presentado muchos proyectos, ideas, formas de circulación para que la gente entre con testeos, según la residencia, y nada ha sido aceptado. Propusimos opciones para que se genere un poco de movimiento económico. Cada persona que llega a San Martín de los Andes, después del aislamiento obligatorio, empieza a consumir, a comprar. Queremos que la economía local no se siga deteriorando, porque el turismo representa casi el 40% de la economía de la villa.

Foto: LMNeuquen

—¿Se sienten escuchados?

Sí, nos sentimos escuchados, pero después no hay respaldo para nuestro rubro. Presentamos muchas ideas y todo se diluye en chicanas políticas a nivel nacional o provincial.

Es muy difícil entender la situación. Vemos que Neuquén hace todo el esfuerzo posible para que Vaca Muerta funcione y se empiece a perforar, pero no vemos lo mismo con el turismo. Esperemos que este mes se reactiven los vuelos y en noviembre tengamos circulación dentro de la provincia. Este ya es un año perdido.