San Martín de los Andes 125 años: turismo y construcción definen la meta de crecimiento

Fecha:

En San Martín de los Andes se planteó un desarrollo urbanístico con características propias, con límites a las construcciones en altura y que impulsa a una expansión en mayor superficie. Por Daniel Marzal Diario Rio Negro.

La ciudad asentada a orillas del lago Lácar se constituyó hace años como el principal polo turístico de Neuquén y desde entonces eligió un modelo de desarrollo con características propias, que está dispuesta a sostener y profundizar, a pesar de sus costos.

El intendente Carlos Saloniti se encargó de subrayar, a propósito de un nuevo aniversario de la localidad, que ese rasgo distintivo en materia urbanística resulta clave en muchas de las decisiones de gobierno y aseguró que la comunidad lo tiene asumido de esa forma.

San Martín se autoimpuso tiempo atrás un estricto límite de altura para las construcciones, que no pueden superar los 9 metros y que mantiene el área céntrica libre de grandes edificios, lo cual la obliga a extenderse cada vez más en superficie para albergar el fuerte crecimiento poblacional, que se acentuó a partir de la pandemia.

Saloniti dijo que los números definitivos del censo los llevarán a superar los 40 mil habitantes y que la decisión de limitar las alturas constructivas es un “desafío” que se propusieron y que tiene directa relación con las dos actividades más fuertes de San Martín que son el turismo y la construcción.

Según el intendente, los edificios más altos hoy son los del hotel del ISSN y el Patagonia Plaza, que “quedaron de otra época” y ya no hay más proyectos de esa envergadura porque la decisión es controlar las densidades y expandir la trama urbanística hacia las zonas periféricas, lo que demanda planificación y fuertes inversiones para llevar los servicios.

Dijo que es una prioridad que también tiene una fuerte implicancia en lo ambiental, y defender a ultranza ese perfil, “es una de las cosas que define a San Martín de los Andes y la diferencia de cualquier otra ciudad”.


El nuevo hospital, un gran logro


En cuanto a los logros recientes, destacó la inauguración del nuevo hospital, “que está a la altura de lo que se necesita” y también valoró la licitación de la terminal de ómnibus. “Son iniciativas dentro de un proceso de desarrollo que nos hubiera gustado que fuera antes, pero hay un contexto macro al que atenerse”, explicó.

El intendente dijo que en materia turística San Martín está en un buen momento, porque al igual que otros destinos logró un flujo de visitantes más parejo todo el año, con el consiguiente beneficio sobre la economía general y el empleo. “Las temporadas bajas no son como antes, se ameseta más y hay actividad todo el año”, con picos lógicos en invierno y verano. Destacó que la agenda de actividades deportivas es importante para sostener esa dinámica.

Además comentó que el cuidado del ambiente es una definición clave para la ciudad y negó que las plantas depuradoras de líquidos cloacales presten un servicio deficiente, como fue denunciado semanas atrás. “Hubo alguna preocupación que no se confirmó porque hemos pasado enero sin ningún inconveniente. Las plantas sirven y alcanzan para la demanda, pero necesitan un ajuste permanente en el mantenimiento y operación, porque son como un ser vivo -se explayó-. Firmamos un convenio con Nación para contar con los recursos y mejorar en ese punto. Y a futuro, la necesidad es planificar nuevas plantas para 2028 o 2029”.

La demanda habitacional



Entre los temas más preocupantes en la ciudad está la dificultad para acceder a la tierra y la vivienda. 
Saloniti dijo en ese sentido que la principal apuesta que mantienen es la de firmar un convenio con el Ejército que les permitiría al municipio sumar unas 20 hectáreas a su banco de tierras, para destinarlas a loteos sociales.

Con el mismo fin ya cuenta con 12,5 hectáreas obtenidas mediante un canje por compulsa pública en el que el municipio cedió cuatro valiosos lotes en el centro de la ciudad a cambio de tierras urbanizables. El intendente dijo que ahora trabajan con Nación en la búsqueda de financiamiento para la infraestructura de servicios en esa superficie.

“El valor de la tierra en San Martín no ha parado de crecer, la oferta de alquileres permanentes es escasa y los valores altísimos, de modo que la única solución es construir más viviendas”, reconoció.

Otra de las políticas que se propuso el gobierno en lo inmediato es lograr que la legislatura provincial les apruebe una ampliación del ejido, para generar nuevos barrios sobre 22.000 hectáreas ubicadas entre la actual planta urbana y el aeropuerto Carlos Campos.

“El valor de la tierra en San Martín no ha parado de crecer, la oferta de alquileres permanentes es escasa y los valores altísimos, de modo que la única solución es construir más viviendas”.

Carlos Saloniti, intendente de San Martín de los Andes.

En relación con los alquileres dijo que las soluciones a mano no son muchas, porque la regulación es nacional. “Le buscamos la vuelta por todos lados, sacamos una ordenanza de alquiler turístico, para que todos los propietarios que trabajen en ese rubro estén habilitados, y ya está en práctica. Propusimos que el municipio actúe como garante de los contratos. Pero nada alcanza, es uno de los mayores problemas que tenemos”, admitió.


Transporte de calidad


Saloniti señaló que la ciudad tiene hoy dos grandes desafíos, y junto al déficit habitacional ubicó en ese rango al transporte urbano. Hace pocos meses el municipio acordó una nueva concesión con la firma Expreso Colonia SA, mediante contratación directa, y con un novedoso sistema por el cual la empresa se asegura una remuneración fija mensual por kilómetro.

El municipio debe reunir ese dinero mediante la venta de boletos y el aporte de subsidios nacionales, provinciales y de sus propias arcas. Saloniti dijo que era la única forma de lograr una prestadora interesada, y recordó que en el proceso previo fracasaron dos llamados a licitación. Aseguró que en Neuquén capital, que acaba de renovar su concesión de transporte, también tienen un sistema por kilómetro.

Es el momento de tener estacionamiento medido, que además nos permitirá ordenar el tránsito. Queremos discutirlo como concepto: el turismo debe dejar algo en la ciudad, y ayudar al equilibrio».

Carlos Saloniti, intendente de San Martín de los Andes.

Reconoció que se trata de un servicio indispensable para San Martín, por la extensión de los barrios y la fuerte demanda poblacional. La gran preocupación del municipio es garantizar los recursos para cumplir con los pagos y por eso Saloniti confía en tener aprobado cuanto antes el estacionamiento medido para el casco céntrico, cuya recaudación espera destinar al transporte urbano.

“Sería un aporte más, pero fundamental en este escenario tan variable -afirmó-. Es el momento de tener estacionamiento medido, que además nos permitirá ordenar el tránsito. Queremos discutirlo como concepto: el turismo debe dejar algo en la ciudad, y ayudar al equilibrio. Estamos trabajando en el proyecto para presentarlo en la apertura de sesiones”.

Sobre las obras de mayor envergadura que esperan para los próximos años el intendente destacó la promesa del candidato a gobernador del MPN, Marcos Koopman, de construir una ruta de doble vía entre San Martín y Junín de los Andes, que serviría para mejorar el acceso, evitar saturaciones de tránsito y potenciar las actividades económicas, no solo el turismo.

Share post:

Últimas noticias

Más noticias
Relacionadas

Imputado por robo seguirá con prisión domiciliaria

El acusado ingresó al lugar, golpeó en la cabeza...

Extienden prisión domiciliaria a acusado del homicidio de su amigo

El acusado le dio cinco tiros a su víctima...

Monin Aquin sería la nueva intendente del Parque Nacional Lanín

Tras quedar acéfala la conducción local del ente nacional,...