24 Sep, 2020 por

Se extendió por 60 días la prohibición de despidos

El Gobierno intenta con esta prorroga desacelerar la suba del desempleo. En cuatro meses de pandemia ya se perdieron casi 250 mil puestos de trabajo registrados en todo el país.

Con el impacto de los datos de caída del empleo y el aumento del desempleo que informó este miércoles el INDEC, el gabinete económico y social decidió extender por otros 60 días la prohibición de suspensiones y despidos sin justa causa por falta o disminución de trabajo y fuerza mayor.

Este sábado 27 vence la última extensión por 60 días ordenada por el Gobierno por eso se tomó la decisión, este miércoles, de una nueva prorroga. En los primeros minutos del jueves se publicó en el Boletín Oficial un nuevo decreto de necesidad y urgencia (DNU) con la extensión de la medida.

La prohibición de suspensiones y despidos fue decretada inicialmente el 31 de marzo por 60 días por medio del DNU 329/2020 y luego ampliada otros 60 días a través del DNU 487/2020. Y el DNU 624/2020 otros 60 días, hasta el 27 de septiembre, inclusive.

Las únicas excepciones, en el caso de las suspensiones, son las acordadas entre los empleadores y los trabajadores o la representación sindical. Además, el DNU de julio estableció que no quedaban alcanzadas por esas prohibiciones “las contrataciones celebradas con posterioridad a su entrada en vigencia”, o sea a las nuevas incorporaciones de personal.

La medida lleva las firmas del presidente Alberto Fernández y de todo el gabinete nacional; y se basa en «la emergencia pública económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social» determinada por la Ley 27.541.

También se considera la ampliación de la emergencia sanitaria dispuesta por el decreto 260/20 y las medidas de «aislamiento social, preventivo y obligatorio» y de «distanciamiento social» de los decretos 297/20 y 520/20.

Por otra parte, el decreto establece que «los despidos y suspensiones que se dispongan y violen las disposiciones adoptadas no producirán ningún efecto» ya que «se mantendrán vigentes las relaciones laborales y sus condiciones actuales».