9 Abr, 2022 por

Se realizó la primera fetoscopia de la Patagonia en el Sistema Público de Salud de Neuquén

Por primera vez se practicó una cirugía mini invasiva en el útero de una mujer con un embarazo gemelar de 21 semanas para solucionar un problema de tipo hemodinámico que hacía peligrar la vida de los fetos. La misma se realizó en el HPN.

En el Sistema Público de Salud de la provincia se realizó la primera fetoscopia de la Patagonia. Fue en el Hospital Provincial Neuquén (HPN) Dr. Eduardo Castro Rendón y se trata de una cirugía mini invasiva en el útero de una mujer de Chos Malal con un embarazo gemelar de 21 semanas para solucionar un problema de tipo hemodinámico que hacía peligrar la vida de los fetos.

A raíz de un trabajo coordinado entre la Dirección y el Área Materno Infantil del HPN, junto a la Red Argentina de Medicina Materno-Fetal, se convocó a dos profesionales de renombre nacional e internacional para realizar la intervención en Neuquén en conjunto con los profesionales del hospital. El propósito es, además, formar un equipo de salud del HPN que desarrolle estas cirugías a nivel regional.

De la intervención participaron como médico cirujano principal, Savino Gil Pugliese de Córdoba, con la colaboración del profesor y doctor Mario Palermo de Buenos Aires, y Luis Fernández Miranda, médico tocoginecólogo del HPN.

La ministra de Salud, Andrea Peve, destacó la importancia de contar con tecnología y profesionales de primer nivel y alta complejidad. “Quiero felicitar al equipo y al Hospital Castro Rendón por la iniciativa. Se trata de un procedimiento quirúrgico único en la provincia y en la Patagonia”, apuntó.

“Atendimos una embarazada que vino derivada por la doctora Ailín Montesino, del Hospital Chos Malal”, señaló Fernández Miranda y agregó que ella fue una residente de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Provincial Neuquén que “detectó precozmente una enfermedad en el embarazo de la paciente y a partir de la cual se coordinó la derivación para poder realizarle una cirugía”.

En este sentido, el médico tocoginecólogo del HPN detalló: “La paciente presentaba un embarazo gemelar que se llama monocorial biamniótico, es decir, que los dos fetos comparten la placenta, cada uno con su bolsa, y esa placenta tiene alteraciones o comunicaciones en la cual la sangre de un feto pasa más al otro y quedan descompensados en tamaño y en cantidad de líquido, por lo que se necesita un tratamiento quirúrgico urgente para poder independizar esa circulación y que mejore la vida de ambos”.

Cirugías poco frecuentes en nuestro país

Fernández Miranda explicó: “Estas cirugías no se hacen habitualmente en Argentina, solo en algunos centros privados y en muy pocos centros públicos de salud, con capacidad operativa hoy en el hospital Posadas de Buenos Aires y en Nuestra Señora de las Mercedes de Tucumán”.

Asimismo indicó que debido a que esta patología es una urgencia y se debe resolver rápidamente “porque no se sabe en qué momento se pueden descompensar los fetos”, se realizaron gestiones para poder resolver el problema aquí, antes de derivarlo a un centro privado en Buenos Aires y que gracias a las gestiones de la Dirección del Hospital y de los distintos departamentos y a la Red Argentina de Medicina Materno-Fetal se pudo gestionar la llegada de dos profesionales cirujanos fetales para poder hacerlo y con un equipo láser prestado por la empresa Lumiia.

El procedimiento

“En estos casos en particular, que son complicaciones de los embarazos gemelares monocoriales, hay un porcentaje que se complican, al menos un 30 por ciento”, señaló Savino Gil Pugliese y agregó: “Aquellos que se complican, si no se tratan, tienen una chance de morir ambos fetos dentro del útero en el vientre materno y va de un 80 a 100 por ciento de probabilidades la mortalidad, si no se actúa es probable que mueran ambos”.

En cuanto al procedimiento, Gil Pugliese detalló: “Para realizar la cirugía que llamamos de fetoscopia de ablación láser, usamos un fetoscopio, que es la cámara que nos permite ver dentro de la cavidad uterina los fetos y la placenta, a través de un de video, ese fetoscopio nos permite ingresar una fibra láser y con esa fibra se pueden localizar las conexiones vasculares que tienen ambos fetos en la placenta, los vasos, las arterias y venas que los conectan”.

Luego, agregó: “Al verlas introducimos la fibra láser para coagularlas, eso permite separar las dos circulaciones porque ambos fetos que comparten la placenta tienen conexiones vasculares que traen estas complicaciones, entonces al coagularlas hacemos que la circulación de los fetos sea totalmente independiente. Es una cirugía curativa, pasa de ser una complicación con un altísimo riesgo de mortalidad para ambos fetos a convertirse en un embarazo que va a tener una chance del 70 por ciento de que ambos fetos sobrevivan”.

Referente regional en Maternidad e Infancia

El área Materno-Infantil del Hospital Provincial Neuquén es referente regional para la atención de pacientes con patologías complejas y poco frecuentes. En el HPN se ha podido consolidar equipos altamente especializados, a través de diferentes estrategias que se articulan y se potencian entre sí.

Algunas de ellas son: propuestas laborales integrales que aprovechan oportunidades y favorecen la radicación; formación de postgrado a través de las residencias provinciales y otras capacitaciones favorecidas desde la institución; incorporación permanente de tecnología; conformación de equipos interdisciplinarios; atención de la complejidad tanto en pacientes público-privados como de la región, que permite concentrar y aumentar la experticia en problemas poco frecuentes.

Entre estas estrategias está la planificación de la convocatoria de expertos en algunos problemas de salud, como fue en este caso, para fortalecer el abordaje de pacientes complejos en nuestro hospital (evitando derivaciones) y motivar al equipo intercambiando experiencias y aprendizajes. Desde hace más de 15 años se realizan cirugías cardiovasculares pediátricas en el HPN y también procedimientos de hemodinamia para pacientes de toda la Norpatagonia.

Desde los últimos años se viene desarrollando una construcción permanente de atención y circuitos de referencia, también para pacientes pediátricos y neonatales (no sólo provinciales), con problemas oncológicos, neuroquirúrgicos, renales, urológicos, grandes quemados, prematurez extrema, malformaciones congénitas, entre otros. Y de pacientes embarazadas con acretismo placentario y embarazos de riesgo con problemas de salud fetal detectados en forma temprana.

Sobre la Red

Palermo indicó que la Red Argentina de Medicina Materno-Fetal se creó en el 2017, “gracias al esfuerzo del doctor Savino Gil Pugliese, mío y de un equipo de colaboradores para tener el apoyo de unas las instituciones más importantes del mundo como es la escuela del King’s College de Londres”.  En este sentido, agregó: “El objetivo de esa red era una vez abierta tratar de equilibrar las inequidades en el país, ya que había pacientes con estas patologías que se debían ir a Chile o Brasil para ser atendidas”.

“Cuando creamos la red se crearon servicios públicos como en Tucumán y en el Hospital Posadas”, dijo Palermo y afirmó: “Con el apoyo que tenemos podemos realizar capacitaciones y gestionar la derivación de pacientes desde el norte y hacia el sur del país, esto es fundamental porque aquí en Neuquén se hizo el diagnóstico, pudimos coordinar la llegada del doctor Pugliese y concretar la primera cirugía de este tipo en la Patagonia, gracias al esfuerzo del equipo del Hospital Castro Rendón, es como plantar una bandera aquí de la alta complejidad de medicina fetal, ese es el espíritu de la red, salvar las inequidades”.