19 Ene, 2021 por

Serán mas rigurosos con las fiestas clandestinas en La Angostura

Según el Fiscal General Fernando Rubio tendrán un trato «mas riguroso ya que se intenta lucrar con una actividad ilícita. «No es viable el criterio de oportunidad» indicó. No se resolverán con una indemnización.

En Villa la Angostura ya son tres las fiestas que están bajo proceso judicial. El fiscal jefe Rubio dijo que «a diferencia de las reuniones sociales que se sancionaron a lo largo del 2020, donde en la mayoría de los casos de aplicó el «criterio de oportunidad» y se acordó una indemnización con las partes, aquí se trata de un hecho mucho mas grave ya que «hubo un fin claro de lucrar con una actividad ilícita».

El martes pasado, inspectores municipales, junto a la Policía, desactivaron una fiesta clandestina en un bar de Puerto Manzano. Más de 200 personas participaban del encuentro a la orilla del Nahuel Huapi, con música a todo volumen, sin distancia social ni cubrebocas. Sin embargo, no fue la primera fiesta de este tipo, aunque esperan que sea la última. También se desarrollaron encuentros multitudinarios en el barrio Cumelén y en uno de los barrios céntricos de la localidad. Por eso, este jueves le formularán cargos a los organizadores de los distintos eventos.

El funcionario judicial explicó que los organizadores cobraron entradas, por lo que no sólo se trata de una reunión social. Sostuvo que, por ello, no puede tener el mismo tratamiento que el resto de los casos donde se incumplieron las medidas sanitarias para prevenir el contagio de coronavirus.

«Si le formulamos cargos quiere decir que no es viable y que no se puede aplicar el criterio de oportunidad. Después veremos cual es la situación», señaló Rubio. Indicó que en con esta situación serán mucho más «rigurosos».

La última fiesta desactivada por el personal municipal y la Policía ocurrió el martes 12 a plena luz del día, a orillas del lago Nahuel Huapi, en Puerto Manzano. Participaron alrededor de 200 personas que no respetaban la distancia social ni utilizaban barbijos.

Sin embargo, este fue el tercer evento ilícito, pues ya se habían desarticulado dos más: uno el 2 de enero y otro el 5, en el barrio Cumelén y en un bar céntrico de Villa La Angostura.

Este jueves a partir de las 9 se le formularán cargos a los diferentes organizadores de las tres fiestas clandestinas. En principio se imputará a quienes promovieron y planificaron los eventos, aunque Rubio afirmó que podrían avanzar hacia los participantes, en caso de reunir las pruebas necesarias. Explicó que allí sí se podría aplicar el criterio de oportunidad.

El asistente letrado Ramiro Amaya está a cargo de la investigación por las tres fiestas clandestinas. Llevará todos los datos reunidos desde entonces para acusar formalmente ante la Justicia a los organizadores, quienes atentaron contra la normativa vigente en medio de la segunda ola de Covid-19.