7 Oct, 2021 por

Sobreseyeron a los papas del nene que murió por dióxido de cloro

Así lo decidió el juez Gustavo Ravizzoli, quien entendió que no se pudo comprobar la vinculación de la muerte del niño de Plottier con la ingesta de dióxido cloro. El caso irá al Tribunal de Impugnación.

El juez de Garantías Gustavo Ravizzoli ordenó el sobreseimiento de la madre y el padre del niño de cinco años de Plottier, cuya muerte era investigada por la ingesta de dióxido de cloro.

El pasado 21 de agosto, la fiscalía de Homicidios resolvió aplicar la “pena natural” a ambos, por lo que no fueron acusados y la causa quedó archivada. Sin embargo, este lunes Ravizzoli emitió una resolución en la que dictó el sobreseimiento al entender que la fiscalía no pudo comprobar la vinculación entre la muerte y la supuesta ingesta del dióxido de cloro.

Según los fundamentos, las pruebas recolectadas por la fiscalía no fueron suficientes para comprobar que el niño había ingerido dióxido de cloro ya que sólo se habrían basado en los dichos de los padres al arribar al hospital y frente a la Policía, hechos que según la ley no se pueden tener en consideración en la investigación.

Para Ravizzoli, en coincidencia con los argumentos de la defensa, no pudo acreditarse el fallecimiento del niño a causa del dióxido de cloro ya que no se recolectaron más pruebas que lo acrediten. Por el contrario, si bien un estudio determinó que un tejido interno de la víctima estaba erosionado por una sustancia tóxica, no se realizaron estudios anatomopatológicos de esos tejidos.

Además, argumentaron que tampoco se enviaron a peritar los estudios que daban cuenta de un contenido gástrico con presencia en sangre, y que el laboratorio toxicológico de Mendoza donde se enviaron algunos análisis expresó que no había ningún tóxico en sangre. También se tuvo en cuenta que en el allanamiento realizado en la casa de los investigados no se encontró ninguna sustancia de dióxido de cloro ni otra sustancia toxica.

Por lo tanto, con las pruebas recolectadas, para el juez de garantías, la primera premisa de la fiscalía (la ingesta del dióxido de cloro) se cayó y no pudo comprobarse la culpabilidad de la madre y el padre del niño, tal como había determinado la fiscalía. Por esta razón, Ravizzoli dictó el sobreseimiento de ambos para que quede sin efecto la pena natural que previamente había recaído sobre ellos.

De todas maneras, la sentencia no está firme ya que la Fiscalía pidió la impugnación de la resolución emitida por Ravizzoli y la causa tendrá que debatirse en un Tribunal de Impugnación.

Según la autopsia realizada, el niño murió a causa de una falla multiorgánica. También se supo que no estaba contagiado de Covid-19 y que no tenía patologías previas. En un principio, la junta médica habló de una posible compatibilidad entre la muerte y la ingesta de una sustancia tóxica, pero según la última resolución de la Justicia esto no pudo ser comprobado con los estudios realizados.

Cómo fue el caso

El 15 de agosto de 2020, el jefe de Atención Médica del hospital de Plottier, Rafael Palomino, confirmó a LM Neuquén que la víctima ingresó pasadas las 0.30 del sábado a la guardia del hospital sin signos vitales. Los médicos trataron de reanimarlo realizando RCP avanzado durante 50 minutos. A pesar de los esfuerzos, el pequeño murió.

Palomino señaló que al interrogar a los padres, estos señalaron que le habían dado dióxido de cloro. “El paciente no tenía antecedentes patológicos importantes y cuando preguntamos a los padres surgió lo de la ingesta de dióxido de cloro”, indicó el médico. Según el relato de los padres le habrían dado alrededor de 750 mililitros a lo largo de todo el día.

El hecho ocurrió apenas días después del escándalo desatado por Viviana Canosa, quien ingirió el líquido de una botella durante la transmisión de su programa televisivo al aire. El dióxido de cloro es un compuesto químico que, en algunos países y por algunas personas públicas, fue promocionado como supuesto tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades.

En su momento, el Gobierno nacional aclaró que «el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para su comercialización y uso».

Fuente: Lm Neuquén