24 Jul, 2020 por

Su marido tiene PAMI y quieren cobrarle un «plus» para atenderlo y le niegan la factura

Una vecina, de San Martín de los Andes, denunció que un médico neurólogo cobra $500 extra la consulta, no explica la razón y se niega a hacer una factura para el reintegro.

La semana pasada Celeste sacó un turno, con un neurólogo de PAMI, que atiende en el Centro Médico Roca. Al hacerlo le informaron que tenía que pagar un extra de $500 pesos, como le resultó fuera de lo común, se contactó con la Obra Social, donde le explicaron que ese tipo de cobros no estaban autorizados».

«A mi me pareció algo raro» le contó Celeste a Lacar Digital y agregó «pero bueno digo, será algo del Covid, insumos, siempre hay algo para cobrarte, pero me paracía raro porque había consultado con otros neurólogos que atienden de forma privada y cobraban $800».

Como la situación no terminaba de convencerla decidió comunicarse con la prestadora: «llamo a PAMI, a la oficina de San Martín de los Andes, me atienden muy bien, y me dicen mirá es raro que te estén cobrando, tendrías que llamar y preguntar en concepto de qué te están cobrando $500 y pedir que te hagan una factura para que podamos hace el reintegro», manifestó.

A partir de ahí comenzó una odisea de llamados y malos tratos, motivo por el cuál decide contar lo que había sucedido «para que no le pase a nadie más y que la gente sepa», dijo Celeste.

La señora vuelve a llama al consutorio, explica que tiene un turno y realiza la consulta que le indicaron desde la Obra Social: «quería saber si me van a hacer factura para un futuro reintegro en PAMI y, en concepto de que, me cobran $500», les manifestó. La respuesta desde el Centro Médico no fue la que esperaba: «el médico cobra $500 pero no hace factura» le informaron.

Celeste, les explicó que a los pacientes de PAMI no pueden cobrarles un «plus» y les remarcó que es «ilegal cobrar algo y no hacer factura» luego de eso finalizó la llamada, pero la odisea no terminó ahí: «a los 5 minutos me llaman ellos», contó.

El llamado no fue para explicar el motivo del cobro, por el contrario, el mensaje fue: «el médico no tiene porque dar explicaciones de nada, que si yo no estoy de acuerdo en pagar esos $500 que me cancelan el turno y que me busque otro neurólogo», explicó todavía indignada por la situación.

Finalmente Celeste mantuvo el turno pero decidió hacer la denuncia:»Nosotros  tenemos los medios, no es por un problema económico», expresó y agregó: «es porque hay muchos jubilados que les cobran y se callan la boca o no tienen los medios».

«Para hacer una denuncia en PAMI te pasean un buen rato por teléfono o tenes que mandar un mail, y no todos los jubilados lo saben hacer. Esa es la bronca que te da, se niegan a hacer una factura y no te dicen en concepto de que», explicó.

«Hay muchos jubilados, mucha gente del campo que los re embroman con estas cosas y la gente lo paga y se calla la boca». «Yo entiendo la situación y todo, pero al jubilado le descuentan la obra social», concluyó.