25 Nov, 2020 por

Tamboribdeguy: «Ellos están muy bien en el hogar, pero siguen preguntando cuándo los van a venir a buscar»

La noticia tomó trascendencia a nivel nacional, lo que generó un gran impacto para el equipo de esa comisaría. «Se han comunicado más de 500 personas de todo el país, preocupadas para ver si podían cooperar de cualquier tipo de forma y hasta ofreciéndose para adoptarlos», detalló en diálogo con La Brújula.

Letizia Tamboribdeguy , integrante del equipo interdisciplinario de la Comisaría de la Mujer, radicó la denuncia

Letizia Tamboribdeguy , integrante del equipo interdisciplinario de la Comisaría de la Mujer, radicó la denuncia

Los profesionales notaron incluso que hay irregularidades en la documentación de los niños. Según explicaron, no hay registros de la adopción internacional. Los chicos no tienen DNI argentino sino pasaportes de su país de origen, con los nombres de pila cambiados y el apellido de su papá adoptivo.

Dijo que no podía sobrellevar la vida familiar, que tenía dificultades en la vinculación de los niños

«No me gustaría estar en sus zapatos, uno como mamá entiende que a veces puede estar desbordada, no encontrar la forma de salir adelante, pero nunca es malo pedir ayuda. Hay instituciones y profesionales que pueden colaborar, la última opción debe ser tirar la toalla. Entiendo que la adopción fue genuina y que después no funcionó, pero tendrían que haber pedido ayuda», señaló Tamboribdeguy.

Según comentó, el padre adoptivo «dijo que no podía sobrellevar la vida familiar, que tenía dificultades en la vinculación de los niños, lo cual se incrementó por el aislamiento del Covid».

Aunque aclaró que los niños están bien, señaló que aún no comprenden la dimensión de lo ocurrido. «Tienen 6 años, es difícil que registren una situación de abandono. Ellos están muy bien en el hogar, pero siguen preguntando cuándo los van a venir a buscar», informó.

El pasado 17 de noviembre, el hombre viajó desde San Martín de los Andes hacia Bahía Blanca, que es su ciudad de origen, para dejar a los chicos en la Comisaría de la Mujer de esa ciudad. Él y su esposa habían adoptado a los chicos en agosto del año pasado, luego de convivir durante una semana con ellos en un orfanato de Guinea Bissau. Sin embargo, la convivencia no funcionó y el padre decidió abandonarlos con un bolso con ropa en esa dependencia policial.