26 Ene, 2021 por

Todos los detalles de cómo será la vuelta a clases en Neuquén

Se conformarán burbujas de 15 alumnos. Tendrán dos semanas presenciales y dos virtuales, y habrá una sala de aislamiento en cada escuela para chicos que presenten síntomas de COVID.

De cara al retorno de las clases el próximo 3 de marzo, tras un año de parate por la pandemia de coronavirus, desde el gobierno provincial aseguraron que se volverá a la presencialidad alternada y presentaron, de forma oficial, el protocolo que se encontrará en todos los colegios de Neuquén.

Se hizo en un acto que tuvo lugar en la Escuela Primaria Nº4, ubicada en el barrio Copol, que se acondicionó acorde a los protocolos establecidos en un trabajo conjunto entre los ministerios provinciales de Salud y Educación. Además de las medidas ya conocidas desde el comienzo de la pandemia -desinfección, uso del barbijo y distanciamiento social- los alumnos contarán con dos semanas de clases presenciales y dos semanas virtuales al mes.

“La idea de alternancia es que un grupo de 15 chicos, que es una burbuja, asista la primera y la tercera semana del mes. El otro grupo, la segunda burbuja del mismo grado, asistirá la segunda semana y la cuarta del mes”, explicó la ministra de Educación, Cristina Storioni.

En consonancia con esta medida, también se vería modificada la duración de la jornada de clases. «En principio estaríamos programando jornadas más reducidas por las actividades que no hacen a la habitualidad de la escuela anterior», explicó Storioni, “como por ejemplo desinfectar y sanitizar las aulas y los espacios comunes”.

Gutiérrez dio detalles de la vuelta a clases en pandemia.

Gutiérrez dio detalles de la vuelta a clases en pandemia.

Para tener un regreso con el menor número de contagios posibles, una serie de carteles en las paredes del SUM y los pasillos recordarán el uso del barbijo, el distanciamiento social y el sanitizante. Así también en el baño, donde los carteles explicarán a los más chicos la importancia de mantener la higiene personal en épocas de pandemia.

Además, quienes ingresen al colegio deberán desinfectar sus manos en un dispenser de alcohol en gel y, pese a que se había discutido en algún momento, no se tomará la temperatura en las entradas.

El criterio es que cada 49 metros cuadrados haya 15 estudiantes, para respetar el metro y medio necesario de espacio. Esa distribución quedará a cargo del colegio, que conoce a sus estudiantes y los docentes.

Mientras se respeten estas medidas, las autoridades de cada colegio tendrán la posibilidad de dar clases en el SUM o en los patios al aire libre cuando las condiciones del tiempo lo permitan.

El recreo también sufrirá modificaciones pero no dejará de existir y la idea de alternancia también llegará en el descanso habitual entre clase y clase. “No van a salir todos juntos al recreo, lo harán de forma organizada”, precisó Storioni, que aseguró que los encargados de esta organización serán las propias autoridades del colegio.

“Los niños no han perdido un año, lo han ganado porque han transitado experiencias nunca antes vividas”, resaltó el gobernador Omar Gutiérrez.

“Estamos frente a un ciclo lectivo distinto y único que requiere el esfuerzo de toda la comunidad educativa. Sería un error si abordamos este ciclo como uno más”, agregó el mandatario respecto a la situación por la pandemia.

Además, resaltó sobre la importancia de la escucha hacia los más pequeños que “vienen de vivir un año que los afectó psicológicamente”, por lo que “el sistema educativo habrá de abrirles las puertas con cariño, amor y afecto para escucharlos”.

Con relación a la disputa salarial y el reclamo docente, dijo: “No vamos a confrontar cuando el futuro nos está convocando y nos exige una demostración de unidad”.

En marzo vuelven las clases a pesar de la pandemia.

En marzo vuelven las clases a pesar de la pandemia.

-> Salas de aislamiento

“No hay que confundirse, la pandemia no terminó”, aseguró el gobernador Omar Gutiérrez, que invitó a la comunidad educativa a seguir manteniendo los protocolos obligatorios de vuelta a clase. Es por eso que, como parte de las medidas dispensadas para la vuelta de la presencialidad, cada escuela contará con una “sala de aislamiento”.

Será montada en bibliotecas o laboratorios que no serán habilitados durante los primeros meses de la vuelta a clase para “aislar preventivamente a alumnos y docentes que presenten alguna sintomatología correspondiente al coronavirus”, explicó la ministra de Educación Storioni.

En el caso de que algún chico o personal docente de positivo de COVID, dijo que se estará «en contacto con el ministerio de Salud, para lo que cada escuela de la provincia tendrá su referente, trabajando para resolver la situación lo antes posible”, concluyó la ministra.