25 Jun, 2020 por

Tomás Piñeiro: «No son casos positivos, no son un número, son personas comunes y corrientes con familia y con sentimientos»

Tomás, tiene 20 años, fue el sexto caso de coronavirus de San Martín de los Andes y no lo pasó nada bien. Su caso fue confuso, se dijeron muchas cosas, recibió amenazas y hasta circuló su nombre por los grupos de WhatsApp.

Ahora ya tiene el alta y está en campaña con el INADI y Derechos Humanos de San Martín de los Andes para luchar contra la discriminación que sufren los pacientes de Covid-19.

“La parte de salud fue lo más fácil” aseguró Tomás a Lacar Digital y manifestó “después de que todo esto saliera en los medios como que la gente en general en San Martín y de todos lados me tiraron muy buena onda, muy buena gente se acercó  y la verdad cambió mucho la situación”.

Poder contar su vivencia en los medios y que la gente sepa cómo fue todo en realidad lo ayudó mucho y le abrió las puertas para acompañar desde su lugar a aquellos que están transitando por lo mismo que él pasó y que pudo superar.

“Ahora me siento muy bien, muy motivado, más ahora con esto que se está dando de mover este mensaje de lo que viví y ayudar a más personas” asegura.

Su caso, el sexto de San Martín de los Andes

Cuando se conoció que había un nuevo caso de coronavirus en la ciudad, el miedo y la paranoia hicieron que algunas personas escribieran mensajes muy fuertes en las redes sociales.

Algunos de ellos eran amenazas directas a él y su familia, quienes vivieron toda esa situación con angustia.

“La verdad es que por suerte yo me tomé todo de la mejor manera, si bien eran mensajes fuerte y que no están buenos, no me los tomé tan mal o tan enserio”,  dijo Tomás y explicó que para su allegados no fue igual, “para mi mamá, para mi viejo,  para mi familia y amigos cercanos era horrible y daba mucha impotencia”.

Tomas Piñeiro contó, a este diario, que al conocerse su caso “se habló de que era una señora y había llegado de Andorra, también dijeron que declaré los síntomas 8 días después y yo llegué el 14 (de mayo) y el 18 presenté fiebre”.

El descargo

Cuando comenzaron a circular los rumores de quién era y desde cuando tenía o no síntomas, el primer impulso que tuvo fue el de escribir una carta abierta para que se publicara en los medios, pero finalmente, se tomó un tiempo de reflexión y no la envió.

“Iba a hacer una carta abierta detallando toda la situación pero la hice muy desde el enojo y no sentía que fuera a transmitir algo bueno, era apuntar a todo el mundo, era muy desde el enojo porque me sentía atacado de todos lados” explicó y agregó: “Lo pensé más, me tomé un tiempo más y dije voy a tener el gesto que no tuvieron conmigo, lo pensé desde lugar de ayudar a otras personas que pueden estar pasando lo mismo”.

Si bien desde el principio aseguró que él no le prestó mayor importancia a los mensajes que aparecían en las publicaciones de los medios remarcó que “lo que viví fue una angustia constante de ver mal a los demás, ahí yo tuve suerte de que mi enfermedad fue bastante leve, no tuve síntomas tan fuertes pero la parte humana dejó mucho que desear”.

Cuando supo que era Covid positivo aseguró que “Pensaba que en San Martín las personas iban a tener un poco más de empatía después de todo lo que pasó, me encontré con gente que sí pero también hay gente que no, entonces mi objetivo fue cambiarles eso, mostrarles realmente lo que es estar del otro lado”.

“Es una situación horrible donde tenés más preguntas que respuestas, yo leía los mensajes y me los tomaba como que iban en joda pero la verdad es que no se si hay alguien que es capaz de eso”, expresó.

Después de que se diera a conocer su relato aseguró que “mucha gente me habló desde el agradecimiento por lo que aguantamos con mi familia, por haberme cuidado. Cuidarme a mí, cuidar a mi familia, cuidarnos entre todos es la única forma de que en San Martín podamos estar seguros”.

“Es una enfermedad que no hace diferencias, entonces no tenemos que dejarla entrar y si entra, a esas personas, brindarles apoyo”.

“Lo que yo quiero es transmitirles a las personas que no son casos positivos, no son un número son personas comunes y corrientes con familia y con sentimientos, entonces tenemos que trabajar entre todos la empatía para que esto salga de la mejor manera, no va a ser fácil pero si nos apoyamos entre todos creo que va a ser mucho más llevadero”.

La vida post coronavirus

En San Martín de los Andes hubo hasta el momento seis casos confirmados de coronavirus y Tomás es uno de los cinco casos recuperados de la localidad.

“Desde que me dieron el alta no tenía que hacer más seguimientos, lo que sí, desde el Centro Médico del Sur se habían comunicado con nosotros mientras estaba en aislamiento para hacernos unos análisis de sangre a mi mamá y a mí, para en el caso de haber generado anticuerpos poder donar plasma, cosa que no fue positivo”.

A su mamá le hicieron una extracción y a él dos pero todas fueron negativos para anticuerpos de Covid-19.

Finalemte contó: “hace una semana me la volvieron a hacer (la prueba) y dio negativo, así que no puedo donar plasma que era lo que quería”.

Tomás está animado y ahora que tiene el alta, está en campaña con el INADI y Derechos Humanos de San Martín de los Andes para luchar contra la discriminación que sufren los pacientes de Covi-19.