30 Jul, 2022 por

Un gran precedente en nuestra ciudad: Clínica Chapelco operó por primera vez a un lactante

El bebé de 3 meses, fue intervenido de forma exitosa y se recupera favorablemente.

La cirugía fue programada el día 27 de julio a las 9 de la mañana. El bebé tiene 3 meses y presentaba una hernia inguinal a la que se le realizó hernioplastia, que en un lactante, esta patología presenta un riesgo alto a complicarse, por eso deben ser intervenidos.

La gran hazaña estuvo en manos de varios especialistas, entre ellas la Dra. Vanesa Martinez Cirujana Pediátrica, quien antes pertenecía al plantel de Cirugía del Hospital de niños «Sor Maria Ludovica» y se encuentra trabajando en la Clínica Chapelco desde marzo de este año «me siento feliz por ese bebé, por esa familia y sobre todo, por haber sido parte del equipo que pudo brindar la resolución quirúrgica de un bebé, que marca un antes y un después en la atención pediátrica de esta ciudad y en la Clínica Chapelco» indicó la cirujana.

«Parte del equipo fue conformado por el Dr. Fernando Berdullas, como anestesiólogo, el Dr. Agustín Houssay como ayudante y la Dra. Marcela Buezas, pediatra quien fue la encargada de realizar el cuidado postquirúrgico. Por otro lado colaboraron y fueron parte de este gran equipo Haikel Khasen, instrumentador, Silvia Gomez circulante y Natasha Prieto, coordinadora de quirófano, sin ellos nada es posible y merecen ser reconocidos» expresó la Dra. Martínez.

La Cirujana Pediátrica, no sólo denota felicidad por una cirugía que marca un gran precedente en nuestra ciudad, sino que también pone en valor lo que implica poder llevar a cabo una intervención de estas características en esta ciudad «en la Clínica, no sólo irradiamos felicidad por este primer paso en el tratamiento de la salud infantil, sino que además dimensionamos todo lo que implica en una familia el desarraigo de su lugar, de su casa, de su familia para acompañar a un bebé a Neuquén capital, donde generalmente son trasladados. Sabemos que para una familia, sería muy difícil trasladarse en conjunto en cuanto a lo económico, por ende se separan, viaja uno de los padres o acompañados, dejando otros hijos al cuidado de terceros. Por esto es que la felicidad que sentimos en este momento es doble, que nuestro paciente se recupere favorablemente, en su casa y rodeado de su familia.». finalizó la Dra. Vanesa Martínez.