1 Jul, 2020 por

UNA BUENA ALIMENTACION ES CLAVE EN LA RESPUESTA INMUNOLOGICA

El pasado 29 de junio,  desde la Carrera de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador, dio a conocer  a través de una conferencia vitual abierta a la comunidad, un informe sobre los nutrientes y otros componentes que mejoran nuestra inmunidad. De esta manera, y detallando en qué alimentos los podemos encontrar y cuáles son los más convenientes desde el punto de vista económico, aportaron su conocimiento y compromiso con la sociedad al ayudarnos a encontrar la mejor manera de prevenir infecciones por virus y bacterias en el marco de la pandemia que está en su momento mas crítico y durante el comienzo de la temporada invernal.

Lácar Digital habló con la Licenciada Diana Kabbache, Profesora Titular de la Carrera de Nutrición de la Facultad de Medicina en la  Universidad del Salvador y de la Carrera Especialización en Nutrición Clínica en la Universidad de Buenos Aires, quien señaló que “Incorporamos la mayoría de las vitaminas, minerales y aminoácidos a través de la dieta. Por lo tanto, si nuestra alimentación es deficiente, el organismo no contará con la materia prima adecuada para fabricar anticuerpos o para regenerar un tejido. Hay alimentos más importantes que otros, porque influyen en la respuesta inmunológica” 

Las vitaminas A, C y D son conocidas por cumplir un papel importante en la inmunidad, porque cuidan las barreras de defensa primaria, y ayudan a mejorar las funciones de los glóbulos blancos, así como también los minerales como el hierro y el zinc colaboran a través del transporte de oxígeno en la formación de proteínas que formarán anticuerpos.  Según palabras de la licenciada, ”podemos fortalecer nuestro sistema inmunológico con una alimentación que contenga variedad de alimentos, incluyendo siempre leche o yogur, algún tipo de queso y huevo. La carne puede ser de cualquier tipo : roja, de cerdo, pescado, cerdo, pollo o cordero. También es importante incorporar legumbres, que aportan minerales y fibra, alternando con productos enlatados o congelados, para no salir todos los días a comprar”.

En épocas de aislamiento preventivo, muchas personas se encuentran solas y el hecho de almorzar o cenar en soledad también tiene su aspecto negativo ya que, como indicó la especialista #tenemos que comer lo que necesitamos, pero también con placer. Por eso, es beneficioso compartir la comida con quienes uno ama. En este aislamiento, si sabemos de alguien que está solo, contactémoslo antes, durante o después de la comida.”, puntualizó la Lic. Kabbache, quien detalló además que comer el soledad predispone a peores patrones nutricionales, ya que hay gente que estas situaciones se pone triste y hasta saltea comidas.

Una vez más, los especialistas siguen dando a conocer las distintas maneras de cuidarnos ante esta pandemia. “Hay que lograr el equilibrio nutricional y estar más fuertes ante la pandemia, también para salir con nuevas herramientas y aprendizajes una vez que termine esta situación”, dijo la Licenciada Kabbache.