20 May, 2022 por

Preocupa seguidilla de robos y piedrazos contra vidrios en el CEPEM 28

La directora de la institución, Andrea Lucero, señaló que en las últimas semanas se han incrementado los ataques contra la escuela debido a que tienen jornada extendida, hasta las 23.

Las autoridades del CPEM N°28  denunciaron hechos de inseguridad y vandálicos dentro del establecimiento. Ante los reiterados episodios, solicitan que se instale mayor iluminación para el área, porque entienden que la oscuridad ayuda a los vándalos a huir. De manera que cuando oscurece inician las situaciones de inseguridad y ataques con piedras hacia las ventanas del establecimiento.

“El día martes estábamos en una actividad y de repente vemos que había un griterío de los chicos y de las chicas que decían ‘profe, profe’ y vemos que una persona ingresó a la escuela de costado por el perchero. Manoteó a un lado y se llevó una campera y una mochila”, relató Lucero en declaraciones a Radio Nacional de San Martín de los Andes.

Este último suceso fue la conclusión de una seguidilla de situaciones, donde el principal divertimento de los vándalos es el de romper las ventanas del edificio. “Cada vez que han roto los vidrios salimos, pero no se ve nada. El predio es tan oscuro que se pueden esconder o irse sin que les podamos seguir el rastro” indicó Lucero.

En este sentido, indicó que, durante una clase de montaña, presenciaron una situación que podría haber resultado sumamente trágica. “Ya estaba oscuro y alrededor del colegio es muy oscuro. Estaban con la clase de montaña y un piedrazo en los vidrios de arriba hizo que éstos explotaran y cayeran en el sector del SUM”, contó la directora.

Otra de las situaciones de inseguridad vividas en la escuela fue durante la clase de gimnasia artística. “En esta oportunidad tiraron un piedrazo y rompieron los vidrios que estaban más al ras del piso, por lo que no fue tan peligroso como el último que fueron vidrios lloviendo desde arriba hacia abajo en el sector del SUM”, relató.

Dadas las circunstancias, con la autogestión de la escuela se compraron luminarias, pero estas también las rompieron. “Creemos que con luz pueden cambiar estas cosas. Con esa angustia estamos muy movilizados, muy preocupados por esta seguidilla de piedrazos, por estos atentados o con hechos de violencia”, concluyó.