5 Oct, 2022 por

Quedó detenido por haber abusado sexualmente de su expareja y amenazarla

Durante la audiencia, la representante de la fiscalía requirió que se fije prisión preventiva para el imputado por el plazo de cuatro meses. Argumentó que existe peligro de entorpecimiento de la investigación por parte del acusado y además, que es necesario resguardar la integridad de la víctima y un familiar de la mujer.

En una audiencia de formulación de cargos realizada ayer, la asistente letrada de la fiscalía Inés Gerez acusó a un hombre, G.E.S, por haber abusado sexualmente de su expareja y  amenazarla.

Los delitos que la representante de la fiscalía le atribuyó al imputado son lesiones leves, amenazas agravadas por uso de arma y abuso sexual con acceso carnal, todo agravado por el vínculo y por mediar violencia de género y en carácter de autor (artículos 89 en función del 92, 80 incisos primero y onceavo, 149 bis primer párrafo segundo supuesto, 119 tercer párrafo y 45 del Código Penal).

Durante la audiencia, la representante de la fiscalía requirió que se fije prisión preventiva para el imputado por el plazo de cuatro meses. Argumentó que existe peligro de entorpecimiento de la investigación por parte del acusado y además, que es necesario resguardar la integridad de la víctima y un familiar de la mujer.

De acuerdo a la teoría del caso que investiga el Ministerio Público Fiscal, los hechos ocurrieron en dos oportunidades:

– el primero fue el 22 de septiembre cerca de las 21:00 cuando G.E.S, ingresó al domicilio donde vivía su expareja en la ciudad de San Martín de los Andes y, una vez dentro de la casa, la abusó sexualmente.

– el segundo fue el 3 de octubre entre las 23:00 y las 23:50 cuando el imputado tocó la puerta de la casa de la víctima e ingresó luego de engañarla. Una vez allí, tomó del cuello a su expareja, la agredió y utilizando un cuchillo, la amenazó de muerte.

El juez de garantías a cargo de la audiencia avaló el requerimiento de la fiscalía y dio por formulados los cargos. Además, el magistrado fijó la prisión preventiva por cuatro meses, de acuerdo al pedido de Gerez, y finalmente estableció el mismo plazo para que la fiscalía concluya la investigación.