21 Mar, 2022 por

Inauguraron la planta de procesamiento de truchas de Piedra del Águila

A partir de la habilitación entregada hoy por el Senasa se podrá comenzar a faenar y eviscerar las truchas que se producen en el criadero. Fue concesionada a la empresa Idris Patagonia SA. Gutiérrez destacó la articulación entre el sector público y privado en la provincia y aseguró que este año la planta duplicará su producción.

Tras cortar las cintas del nuevo edificio el grupo realizó una recorrida por las distintas áreas de procesamiento y se asistió a la carga y partida de un camión.

El gobernador destacó que la puesta en funcionamiento de esta planta implica también un impacto indirecto en la zona, ya que se activan los servicios de alojamiento, comidas, insumos, servicio de transporte y contable, y el rubro construcción, entre otros.

“Me hago eco de la emoción de este momento: es un día histórico que construye porvenir y futuro. Es un paso más de la articulación pública y privada, de la planificación, de lo que consideramos que la ciudadanía necesitaba y a lo que dimos impulso”, aseguró.

Señaló que este tipo de emprendimientos “demuestran que Neuquén tiene futuro fuera del gas y el petróleo” y puntualizó: “Estamos en alguna zona en la que alguna vez fuimos ninguneados, decían que no tenía futuro, pero se fue levantando el corredor productivo de la zona del viento ahora con la planta de faena, con la de fileteado a partir de junio, sin pasar por otra provincia, dándole ampliación, industrializando en origen nuestros recursos, ganando en eficiencia y competitividad”.

Recordó que esta planta se suma al primer parque eólico de la región, a una sala de faena avícola y el desarrollo de feed lots y nuevas hectáreas producción de forrajes, engorde de ganado y olivares que hay en la zona. “Este tiene que ver con conectar a Neuquén al mundo y fortalecernos dando un paso adelante en la construcción de nuestra libertad y autonomía”, dijo.

Por su parte, López Raggi agradeció al gobierno nacional por el acompañamiento y ratificó que se trata de “un hito para el desarrollo acuícola en la provincia y a nivel país”. Señaló que en Neuquén “tenemos como eje principal a la diversificación y ampliación de la matriz productiva, que no es sencilla; no porque no tengamos tierra o agua, sino porque muchas veces nos falta generar las condiciones para que alguien que se anime a trabajar lo haga”.

El intendente de Piedra del Águila, Julio Hernández expresó que “es un momento fundamental para Piedra del Águila”. Dijo que la inauguración forma parte de “las políticas públicas de desarrollar regiones” y recalcó que permite “impulsar la matriz productiva”.

“Tener la planta de faena en este lugar a nosotros nos llena de orgullo”, señaló y agradeció al gobierno de la provincia.

Por su parte, el intendente de San Patricio del chañar, Leandro Bertoya aseguró que “desde hace muchos años venimos planteando la diversificación productiva en la provincia del Neuquén. En este caso en particular, la diversificación productiva es armar el clúster entre Piedra del Águila y Santo Tomás. Ese objetivo fue cumplido a través de esta enorme inversión”.

En tanto, el enviado de la cartera nacional de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jorge Solmis, sostuvo que “la acuicultura es una actividad que en nuestro país tiene un potencial incalculable, no sólo por sus condiciones productivas sino como generadora de empleo, de arraigo, de cadenas de valor, de integración regional”.

El gerente de Idris Patagonia hizo un repaso por el camino recorrido por la empresa hasta llegar a la habilitación de hoy, detallando que se trabajó para lograr una sinergia entre el conocimiento local y la industria del salmón a nivel global. Especificó que se proyecta duplicar la producción cada año y, para 2030, llegar a la cifra de entre 15 y 19 mil toneladas anuales.

A la vez, destacó que hay 120 personas trabajando actualmente en la empresa, de las cuales la mayoría son mujeres, y que como caso emblemático pudieron contratar y radicar de nuevo en la localidad a la ingeniera en Alimentos Agustina Rodríguez, oriunda de Piedra del Águila, que estaba desempeñándose en Bahía Blanca.

Por último, hizo hincapié en el compromiso con el cuidado del medio ambiente de la empresa. “Cuidamos donde estamos porque ahí está el secreto de lo que hacemos, ese es nuestro lema. Tenemos certificación de producción libre de antibióticos, invertimos mucho dinero antes de poner un sólo fierro en el agua, y nuestros sistemas de alimentación son automáticos”, mencionó. También informó que los aceites residuales de trucha, que son de primera calidad, y la harina de las vísceras se destinan como insumo a la industria del alimento para mascotas.

Acerca de la planta de procesamiento de pescado

La construcción de la planta de procesamiento de pescados en el Corredor Productivo del Viento fue una decisión del gobierno provincial como política que se propone fortalecer sectores económicos estratégicos para la generación de valor agregado en origen y de empleos locales genuinos.

En ese marco, el Plan Quinquenal provincial posiciona a la cadena de valor de la Acuicultura neuquina como una de las actividades económicas con mayor potencial para el desarrollo de una matriz productiva diversificada y sostenible.

La producción comercial de truchas en la región se concentra en los embalses Alicurá y Piedra del Águila, de jurisdicción compartida entre las provincias de Neuquén y Río Negro. Estos ambientes acuáticos poseen características únicas y un estatus sanitario inmejorable, que permiten obtener productos con importantes ventajas competitivas a nivel mundial.

En los últimos años la acuicultura ha convocado inversores nacionales y extranjeros con nuevos modelos de negocios, que se instalan en Neuquén no sólo por sus excelentes condiciones ambientales, sino también por su infraestructura, y las ventajas económicas y jurídicas que ofrece la provincia.

Desde hace más de 25 años, productores instalados en las costas neuquinas han desarrollado esta noble actividad, obteniendo truchas reconocidas por su calidad, que no sólo se exportan y venden hacia todo el país, sino que logran acompañar a la industria turística regional y ya forman parte de la identidad neuquina.

La acuicultura en números

La capacidad de producción comercial regional es de 27 mil toneladas; la producción neuquina actual se ubica en 2 mil toneladas; el 89 por ciento del total de truchas del país se producen en Neuquén. La provincia cuenta actualmente con dos hatcheries; 12 productores; una planta de faena y procesamiento y un centro cuarentenario.