31 Mar, 2022 por

La importancia de prevenir el Cáncer Colorrectal

Los hábitos saludables son fundamentales, como también el conocimiento de la  historia de salud personal.

Por el Día Mundial contra el Cáncer de Colon, el ministerio de Salud de la provincia recuerda la importancia de realizar consultas y chequeos periódicos con el equipo de salud para su prevención. El Cáncer Colorrectal (CCR) es un tumor maligno que se desarrolla en el intestino grueso, la última porción del tubo digestivo y/o el recto, que afecta principalmente a personas mayores de 50 años. En la mayoría de los casos se origina a partir de una lesión precursora llamada pólipo adenomatoso.

Los pólipos que se forman por el crecimiento anormal de las células del colon pueden desarrollarse lentamente durante más de 10 años y, si no se detectan y extirpan a tiempo, pueden transformarse en un cáncer colorrectal.

En este sentido, la ministra de Salud, Andrea Peve, señaló: “Es importante seguir trabajando en la prevención mediante el control de los factores de riesgo como el tabaquismo, el sedentarismo, entre otros al igual que en la detección temprana, que se logra mediante controles de salud periódicos y la realización de estudios diagnósticos indicados”.

Los hábitos saludables son fundamentales para prevenir el CCR, al igual que otras enfermedades. Se aconseja:

  • Mantener una alimentación equilibrada (consumo de fibras, muchas frutas y verduras, y pocas carnes rojas y grasas).
  • Realizar actividad física regularmente.
  • Disminuir la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.

Si bien en la mayoría de los casos el CCR se desarrolla en personas que no presentan antecedentes personales ni familiares de la enfermedad, es importante conocer la propia historia de salud.

Se estima que un 25 por ciento de los CCR se produce en personas con antecedentes personales (por ejemplo, una enfermedad inflamatoria intestinal) o familiares, por lo que se recomienda para estos casos, sin importar la edad, conversar al respecto con el equipo de salud para evaluar la indicación de estudios, si fueran necesarios.

En el mismo sentido, la consulta al equipo de salud en chequeos de rutina es una oportunidad para hablar sobre los estudios de búsqueda o tamizaje que pueden realizarse (Test de Sangre Oculta en Materia Fecal – SOMF y colonoscopía), principalmente las personas de entre 50 y 74 años.

Si el resultado de la SOMF es negativo, debe repetirse todos los años. El 90 por ciento de los cánceres detectados en forma temprana tienen posibilidad de curarse con un tratamiento adecuado.

Por otro lado, ante la aparición de sangrado por vía anal durante las evacuaciones o cambios en la manera habitual de evacuar, acompañado de dolores abdominales, rectales, pérdida de peso o anemia, entre otros síntomas, hay que solicitar evaluación particular del caso al equipo de salud, sin importar la edad.