29 Ene, 2022 por

La Legislatura realizó una jornada de tatuajes gratis para neuquinas que padecieron cáncer de mama

En el marco del Día Mundial Contra el Cáncer, que se celebra todos los 4 de febrero para concientizar y avanzar en la prevención de esta enfermedad, la Legislatura de Neuquén, el Complejo Casa de las Leyes y la agrupación neuquina Rosa Fénix, llevaron adelante una jornada para tatuar areolas mamarias a personas que padecieron cáncer de mama, a cargo del reconocido tatuador Diego Starópoli –Mandinga Tattoo- en CCL (Av. Olascoaga 560).

Starópoli ya lleva tatuadas en forma gratuita a 1.700 mujeres en los últimos ocho años e hizo una escala en Neuquén este 27 y 28 en medio de una travesía que comenzó junto a su familia para recorrer con su proyecto solidario tatuando de Lugano a Alaska. “Tatuajes sanadores” es el nombre con el que Diego identifica su iniciativa y con la que busca transformar el “dolor en arte” desde 2015.

Esta actividad se sumó a la reciente firma de la adenda al convenio de la Legislatura con la Asociación de Lucha Neuquina contra el Cáncer (LUNCEC) para llevar el mamógrafo móvil a todos los puntos de la Provincia para que mujeres sin obra social ni recursos económicos o sin posibilidad de acceso a un centro de salud con esta tecnología, puedan hacer sus controles.

En ese sentido, el vicegobernador Marcos Koopmann destacó la iniciativa como parte de un abordaje integral en pos de la concientización y el acompañamiento que se busca desde la Legislatura: “El diagnóstico precoz, información y tratamiento es esencial pero también la contención posterior para aquellas mujeres que tuvieron que transitar esta enfermedad y que, afortunadamente, pudieron superarla”.Así, aseguró Koopmann durante una visita este viernes a la muestra de fotografías que forma parte de la actividad, “podemos acompañar a las neuquinas en todos los estadios de la lucha contra el cáncer, escuchar sus necesidades, ayudarlas a seguir adelante desde la empatía y el respeto por su propia historia”.

Por su parte, Starópoli detalló que con las mujeres que tatuó en Neuquén alcanzó el número 1725 y aseguró que lo que busca es “cambiarles la vida”: “No hay muchos locos que hagan lo que yo. A las mujeres que vienen al estudio les cuesta entender a veces que lo hagamos gratis”, contó luego de dar una charla técnica a tatuadores de la ciudad para que puedan replicar su trabajo.

Por último, la presidenta de la Asociación Civil Rosa Fénix, Mabel Toso, explicó que “estos tatuajes le permiten a las mujeres que atravesaron este duro diagnóstico sentirse plenas nuevamente”. “Hoy hablaban de resiliencia y es eso: transformar algo malo en algo bueno y decirse a una misma `estoy lista para hacerlo´”, concluyó.