PASO 2023: una carga para el MPN y orden para las alianzas nacionales en Neuquén

Fecha:

El oficialismo provincial posiblemente enfrente otra derrota en las primarias de agosto. Para los partidos nacionales será una chance de sanar divisiones. Las candidaturas, en veremos. Por diario Río Negro.

Los partidos políticos de Neuquén todavía miran de reojo el calendario electoral para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 13 de agosto, algunos enfrascados en menesteres más importantes como conformar su gobierno para el 10 de diciembre, otros con el eje puesto en disputas municipales y algunos sin brújula cierta para encarar el debate por las candidaturas.

El electorado de la provincia deberá elegir a los postulantes que competirán por dos bancas de diputados nacionales y un parlamentario del Mercosur. Quienes finalizarán sus mandatos en la Cámara Baja son Francisco Sánchez de Juntos por el Cambio y Guillermo Carnaghi del Frente de Todos, quien asumió la banca en reemplazo de Darío Martínez tras su renuncia para asumir la secretaría de Energía. También Ramón Rioseco se despedirá del Parlasur tras ocho años, cuatro por elección popular y cuatro por la prórroga de mandatos que se decidió en el 2019.

Se trata de una contienda ajustada, con poco para repartir, donde el Movimiento Popular Neuquino tiene buenas chances de quedarse, otra vez, sin nada.

En el partido todavía trabajan para digerir el shock de la derrota del 16 de abril y piensan en las elecciones municipales que faltan. La definición de candidaturas para disputar los cargos nacionales, un terreno que, de por sí, siempre le ha sido dificultoso, no pareciera encabezar el orden de prioridades de ninguno de sus dirigentes.

Uno de los líderes del sector Azul y Blanco y titular del sindicato petrolero, Marcelo Rucci, aseguró que el tema no está hablado. «No ha habido ninguna reunión ni nada dentro del partido para ver qué rumbo vamos a tomar. La hemos pedido y no tuvimos respuesta. Hasta ahora, no se llamó ni a la Convención ni a las seccionales del partido”, planteó el dirigente, quien insistió en abrir la discusión para ver «qué piensan hacer».

Por el lado del sector Azul, una fuente indicó que las PASO «no son un tema de discusión todavía». «Hay mucha tarea porque la crisis nacional es muy grande. Veremos primero cómo vamos resolviendo día a día y paso a paso todas estas cuestiones», planteó.

La elección de diputados nacionales de este año, además de llegar en un momento de crisis para el partido, suma la dificultad de que irá pegada a la presidencial, donde el MPN no tiene competencia. En la historia reciente, la única vez que logró salir bien parado en una competencia de estas características fue también la única en que decidió acompañar la boleta de un candidato para la Casa Rosada: fue en 2011, cuando el partido provincial acompañó a Cristina Fernández de Kirchner en su reelección.

El escenario en cuanto las candidaturas para presidente todavía es incierto, aunque está claro que funcionarán de forma ordenadora para las alianzas a nivel local.

PASO y Juntos por el Cambio: hacerse «fuertes»


En Juntos por el Cambio, el diputado Francisco Sánchez aseguró que trabajarán para «hacer el espacio lo más fuerte posible». No descartó presentarse a una eventual reelección, pero aclaró que no dependerá de él. «Estoy trabajando con Patricia Bullrich y voy a hacer lo que sea que convenga al espacio de ella. Estoy 100% involucrado», afirmó.

El legislador está convencido de que es la candidata del espacio que mejor mide y ve probable que termine siendo la única postulante que lleve la alianza en las PASO. En el plano local, analizó que la «libertad de acción» que tuvo la dirigencia para ir detrás de uno u otro candidato en la elección provincial no será tal en la instancia nacional.

«La característica de los dirigentes de Juntos por el Cambio en Neuquén es que no tenemos peso propio, sobre todo después de Pechi. Si queremos representar a los partidos nacionales acá vamos a tener que ir en esa sintonía y trabajar en función de eso», consideró.

Sánchez pronosticó que este mes puede empezar a haber «algo parecido a definiciones», aún antes de que cierre el plazo para inscribir alianzas, que es el 14 de junio. El espacio intentará retener su conformación original con el PRO, Nuevo Compromiso Neuquino, la CC ARI y la Unión Cívica Radical, pero también sumar a otros partidos como los del peronismo federal.

PASO y el Frente de Todos, sin charlas


El Frente de Todos anticipa aún menos jugadas. El actual diputado nacional, Guillermo Carnaghi, aseguró que «ni siquiera empezaron las charlas» y que las definiciones se conocerán «más cerca de junio». También evitó mencionar si intentará o estará dispuesto a buscar su reelección.

En paralelo, hay dirigentes que ya están jugando con intenciones de posicionarse en la contienda, como es el caso del legislador provincial Sergio Fernández Novoa. Muy crítico con las autoridades del PJ, ya anticipó que quiere ser precandidato y pidió que las listas se definan con el mecanismo de las PASO, de forma participativa y no por «dos o tres iluminados».

PASO y la incógnita de Comunidad


Una de las incógnitas para las primarias del 13 de agosto y las generales de octubre es qué grado de participación buscará el espacio del gobernador electo, Rolando Figueroa. El actual diputado nacional aún conserva su banca por el Movimiento Popular Neuquino pero su armado político ahora va de la mano del partido Comunidad y su larga lista de colectoras que lo acompañaron en la elección de abril.

Figueroa ya dejó entrever que no tomará postura a favor de ningún candidato nacional, por lo que, de tener representantes compitiendo por un escaño en la Cámara Baja, debería ser con boleta corta.

Esto lo dejaría en igual situación que el Movimiento Popular Neuquino, que ya sabe que corre con desventaja por ser un partido provincial en una contienda nacional y fuertemente polarizada entre las dos alianzas predominantes: el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Si bien no es una elección para despreciar, pues los legisladores nacionales son de ayuda para las gestiones y fuerza de negociación de los gobernadores, Figueroa pondrá mucho más énfasis en las contiendas municipales que comenzarán en julio. Ese mes votarán Plaza Huincul y Cutral Co, mientras que en septiembre será el turno de Rincón de los Sauces y Plottier. En octubre, junto con las nacionales, votará intendencia Villa La Angostura.

Share post:

Últimas noticias

Más noticias
Relacionadas

Lanzan líneas de aportes para proyectos audiovisuales 

Prevé financiamiento para documentales, ficción, turismo y rescate de...

Provincias patagónicas coordinan acciones frente al dengue

Los ministros de salud de Neuquén, La Pampa, Río...

Senadores neuquinos pidieron que Crexell “se abstenga de votar”

Silvia Sapag y Oscar Parrilli se refirieron a la...

Quintriqueo apuntó contra Crexell por la polémica de la Ley Bases y el cargo en la Unesco

Carlos Quintriqueo, titular del gremio ATE Neuquén, habló sobre...