1 Dic, 2021 por

Netflix extiende su plataforma y crea nuevos videojuegos

A través de los años, la industria del entretenimiento ha transitado por esenciales modificaciones que han supuesto grandes diferencias en la manera en que los usuarios se consumen contenidos. Con la llegada de la era digital, la innovación y la reinvención están a la orden del día para el desarrollo de diversas tecnologías que han modificado considerablemente los hábitos tradicionales de entretenerse.

Así también ha pasado con la industria de los videojuegos. La conocida plataforma de streaming Netflix ha comenzado a expandirse incursionando en este campo que por años ha sido uno de los más demandados del mercado.

¿Te imaginas contar con una variedad de videojuegos, basados en tus películas y series favoritas, en un solo lugar y al alcance de unos pocos clics? Aunque en la actualidad, los juegos desarrollados por la empresa se ubican únicamente en la tienda de Google, llamada Google Play, la compañía viene trabajando en ofrecer a sus usuarios una variedad de videojuegos en una única herramienta, y se cree que estarán disponibles de este modo el año que viene.

Para esto Netflix contrató a un antiguo ejecutivo de Facebook y Electronics Art: Mike Verdu. Incorporándose como vicepresidente de desarrollo, el empresario buscará abarcar más segmentos del entretenimiento en la empresa a fin de ofrecer un mejor servicio a los usuarios.

Así, de manera muy similar a como ya se incorporaron los documentales en la plataforma, los videojuegos se unirán como un género de “programación” agregado a la misma tarifa que ya vienen abonando los usuarios. Esto potencia a una de las plataformas de streaming más importantes del mercado y supone un aumento en la valía de la empresa. Aunque dichos cambios ya se vienen implementando, vendrán con mayor fuerza a lo largo del año 2022 con el desarrollo de videojuegos para la plataforma.

 

Vale decir que no es la primera vez que las plataformas digitales amplían sus ofertas según las últimas demandas y tendencias. Por ejemplo, la empresa de retransmisiones Spotify ya no solo cuenta con música y podcasts en su catálogo, sino que en su versión premium incluso tiene videos musicales, documentales y series exclusivas. Al mismo tiempo, plataformas especializadas como PokerStars Casino suelen crear tragamonedas digitales según tendencias actuales, como las últimas series y películas, con el fin de mantenerse a la altura del tiempo.

Este tipo de cambios suponen una gran diferencia en la manera en que los usuarios consumen estos servicios e interactúan con las tecnologías del entretenimiento. Aunque la innovación se hace presente, no son menos importantes los hábitos más tradicionales que las personas han adquirido con años de anterioridad.

Sin embargo, justamente pensando en el usuario, hay que destacar el nuevo rol que este adoptará ante la acción que supone jugar un videojuego y no solo mirar un video en la plataforma de Netflix. Dicho cambio no solo posiciona a esta plataforma de streaming en una situación privilegiada con respecto a las demás, sino que esto da importantes pistas acerca de la manera en que se está perfilando la industria audiovisual y de los videojuegos cara al futuro próximo.

 

Así, lo que ha comenzado con juegos como Stranger Things o Shooting Hoops podría extenderse a otra variedad de propuestas desarrolladas e inspiradas en las series favoritas de los mismos usuarios, lo cual constituye, sin duda, un diferencial de gran peso, además de contribuir a la fidelización de muchos más usuarios y la atracción de otros nuevos. De este modo, Netflix amplía su propuesta de valor, se diferencia con respecto a sus competidores y garantiza una mayor tasa de nuevos suscriptores.

Aunque esto proporciona un gran diferencial con respecto a las formas tradicionales de entretenimiento, y pese a que las nuevas tecnologías suponen un gran cambio en el paradigma de consumo, la tradicional ida al cine, el teatro o tal vez la asistencia a exposiciones como la de Rumbo a Marte en la Sala Chapitel siguen siendo un punto de encuentro para los visitantes. Ambas propuestas, sin duda, están a la orden de los públicos más diversos.